EL MUNDO › EL PRESIDENTE DE VENEZUELA PROMETIO DOS MILLONES DE CASAS NUEVAS EN LOS PROXIMOS SIETE AñOS

Chávez apuesta a su plan de vivienda digna

Uno de los temas de cruce de acusaciones entre el presidente que aspira a ser reelecto y su rival de la derecha ha sido el de la vivienda. Capriles, el contendiente de Chávez, lo acusa de haber construido menos de lo que prometió.

 Por Mercedes López San Miguel

Desde Caracas

El edificio blanco de doce pisos que tiene la parte de abajo decorada con venecitas grises es uno de los modelos de departamentos que el gobierno de Hugo Chávez hizo construir como parte de la Gran Misión Vivienda y que se pueden ver por la céntrica avenida Libertador de esta ciudad que vive al ritmo de la campaña. Unos edificios están a medio construir, otros están terminados, como éste, en cuya fachada cuelga un cartel rojo que anuncia: “Pueblo pa’lante, cumpliendo misión” junto a la imagen sonriente del presidente candidato. La Gran Misión Vivienda comenzó a ponerse en marcha tras las inundaciones de noviembre de 2010. A tal fin se realizó un censo que arrojó que la deuda habitacional asciende a 2,5 millones, un número que se vuelve imperativo resolver.

“Viviendas dignas” avisa el cartel que acompaña las construcciones de edificios de ventanas sin balcones a los costados de la concurrida avenida. Entre el ir y venir de jóvenes que entregan volantes con la cara de Chávez y otros que dan a los transeúntes volantes con la sonrisa dibujada del candidato único de la Mesa de la Unidad, Henrique Capriles, el centro va palpitando lo que se preanuncia: el cierre de la campaña que hoy hará el oficialismo y que muchos vaticinan que será desbordante. Uno de los temas de cruce de acusaciones entre el presidente que aspira a ser reelecto y su rival de la derecha ha sido el de la vivienda. Chávez prometió dos millones de casas nuevas en los próximos siete años, si es que, como señalan la mayoría de las encuestadoras, resulta ganador de las elecciones del domingo 7 de octubre. Su contendiente lo acusa de haber construido menos de lo que prometió. Como viene haciendo hasta ahora, Capriles repitió que mantendrá la misión vivienda, pero a su manera, porque él dice que tiene experiencia como alcalde y gobernador. Según Capriles, cada alcalde de cada municipio deberá hacerse responsable de la construcción de casas, con lo que su planteo se distancia del modelo de estado comunal que propone profundizar el actual gobernante para que el pueblo organizado asuma la gestión, relegando al gobierno municipal y estatal un papel de acompañamiento.

Por estos días la campaña oficialista denunció que Capriles y su heterogénea alianza de partidos –que van desde la derecha neoliberal, los tradicionales Copei y Acción Democrática hasta formaciones de izquierda– ocultan un “paquetazo neoliberal”. Y en este sentido, puso en entredicho la continuidad de las misiones sociales que se aplican desde el 2003, tras el efímero golpe y el paro petrolero.

Según estadísticas del gobierno, desde 1999 (año en que asumió Chávez) hasta 2010 se construyeron 593.198 viviendas y el plan estatal habitacional Gran Misión Vivienda entregó las llaves de más de 200.000 hogares desde su lanzamiento en abril de 2011. Para las personas que perdieron todo durante el temporal, el gobierno implementó el programa La Casa Bien, confiscando terrenos baldíos y estacionamientos. Aún hoy algunos damnificados siguen viviendo en los refugios provisionales. Judith Valencia, profesora en la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela, señala a Página/12 que la problemática de la vivienda pudo enfrentarse de diversas formas. “El déficit habitacional se atacó a través de la construcción formal, a través de brigadas de trabajadores que autoconstruyen hogares bajo la supervisión del Ministerio de las Comunas y se facilitó que los sectores profesionales pudieran acceder a créditos preferenciales tanto de la banca pública como de la privada.”

La historiadora Margarita López Maya señala a este diario que en su opinión el problema estructural aún no se resuelve. “Cualquier urbanista o experto en viviendas sabe que así no se soluciona el problema de vivienda. Las casas están hechas con premura y algunos edificios no tienen estacionamiento o están en zonas sin servicios”, afirma López Maya, si bien reconoce que las políticas sociales han mejorado la situación de los venezolanos más desfavorecidos. Los datos son ilustrativos: el número de pobres bajó del 49 por ciento en 1999 al 27 por ciento en 2010 de acuerdo con las cifras suministradas por la Comisión Económica para América latina (Cepal) y la ONU.

Para la economista Valencia, a partir del censo que se hizo hace dos años es que se supo de la envergadura del déficit habitacional. “Se constató que varias familias vivían en pensiones o hacinadas. Pero el problema se arrastra desde el año ’58, cuando aparecieron los primeros cinturones de ranchos en Caracas con el desplazamiento de la mano de obra barata hacia las barriadas (villas miseria). Y luego el problema se agudizó en los noventa con la crisis hiperinflacionaria.” Todavía se ven barrios pobres con casillas en los cerros que rodean la capital.

Cuando hoy se concentren los simpatizantes de Chávez en el centro caraqueño seguramente habrá entre ellos beneficiarios de los planes de vivienda y también otros que, a estas alturas, esperan tener una casa propia.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Chávez de campaña anteayer en Barquisimeto, en el estado de Lara, Venezuela. Prometió dos millones de viviendas.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared