EL PAIS › LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS DIJERON QUE SE BUSCA DESESTABILIZAR

Un llamado a estar alerta

“Expresamos nuestra preocupación frente al oportunismo de ciertos sectores que intentan imponer sus propios intereses por fuera de la vía constitucional”, señalaron en un documento. Recordaron otras situaciones similares que hubo en otros países de la región.

 Por Laura Vales

Los organismos de derechos humanos se reunieron en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, donde dieron una conferencia de prensa en la que advirtieron que el reclamo salarial de los prefectos y gendarmes fue aprovechado por sectores que buscan desestabilizar al Gobierno creando un clima de alteración política. “El reclamo es legítimo y tuvo una respuesta de la Presidenta. Por eso pedimos a las Fuerzas Armadas y de seguridad que, dado que el conflicto inicial ha sido resuelto, regresen a sus lugares de trabajo y normalicen sus actividades”, planteó Estela de Carlotto. Horacio Verbitsky, del Centro de Estudios Legales y Sociales, llamó a “no estar distraídos”, porque hay antecedentes de situaciones de este estilo en los países de la región. “Está claro que ésta no es época de golpes militares, pero no debemos admitir nada que implique un menoscabo de la autoridad democráticamente electa.”

En un salón de la sede de Abuelas se apretaron integrantes de H.I.J.O.S, Madres Línea Fundadora, Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, Abuelas y el CELS, los cinco consensuaron un documento. Carlotto lo leyó para abrir la rueda. “Los organismos de derechos humanos e instituciones aquí presentes expresamos nuestra preocupación frente al oportunismo de ciertos sectores que intentan imponer sus propios intereses por fuera de la vía constitucional”, señaló el comunicado. El texto recordó además “antecedentes recientes de intentos desestabilizadores en países vecinos como Honduras, Ecuador, Bolivia y Paraguay que en algunos casos lograron su objetivo”.

Estos intentos de desestabilización mediante protestas de las fuerzas de seguridad y la próxima entrada en vigencia (completa) de la ley de medios fueron los dos ejes de las lecturas sobre la magnitud que tomó el conflicto. Verbitsky recordó que la situación “comenzó con un reclamo gremial por un decreto que modificó escalas salariales, que fue respondido inmediatamente por el gobierno nacional”. “El decreto ha sido suspendido –resumió–, de modo que no hay ninguna motivación racional y objetiva para ningún apartamiento de la legalidad.” Más adelante, enumeró hechos como el alzamiento en Honduras, el juicio político instantáneo al ex presidente Fernando Lugo en Paraguay, el arresto de Hugo Chávez en Venezuela y el alzamiento contra Evo Morales en Santa Cruz de la Sierra, que tuvo el apoyo de algunos militares carapintadas argentinos. “Todo esto marca una tendencia de la cual nadie puede estar distraído”, alertó.

Julio Morresi, de Familiares, vinculó el fogoneo televisivo que logró la protesta con la ley de medios. Entre otros, estuvo también el titular de una de las dos CTA, Hugo Yasky, quien contó que desde su CTA hubo conversaciones con la CGT de Antonio Caló y otros sectores del movimiento sindical. “Sabemos que son muchos los canales y las marionetas del poder económico y que, por lo tanto, como trabajadores tenemos que respaldar la continuidad de este proceso”, señaló.

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes de los principales organismos de derechos humanos ayer en la sede de Abuelas.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared