EL MUNDO › OPERAN EL CáNCER DE PRóSTATA

Santos se recupera

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (foto, al llegar a la clínica), fue operado con éxito de un tumor cancerígeno de próstata ayer a la mañana en una clínica de Bogotá, según confirmaron el propio mandatario y su equipo médico. Santos, acompañado por su esposa, María Clemencia Rodríguez, y su hija María Antonia, ingresó a la clínica este miércoles, poco antes de la intervención quirúrgica. “Llegó la hora. Estoy entrando, estoy optimista y Dios mediante todo va a salir muy bien”, dijo Santos, de 61 años, sonriente en breves declaraciones a la prensa que lo esperaba a las afueras del hospital.

Horas después, el equipo médico de Santos había emitido un informe en el que confirmaba que la intervención quirúrgica había sido exitosa y sin complicaciones. “El presidente se encuentra consciente en su habitación con su familia, iniciando el proceso de recuperación”, decía el informe. Los hallazgos realizados durante la cirugía concuerdan con los exámenes que se le habían practicado previamente al mandatario, agregó el reporte. El presidente quedará hospitalizado entre dos y tres días y luego podrá continuar la convalecencia en su residencia, dijo a la prensa su médico personal, Felipe Gómez. A través de Twitter, Santos reportó que “gracias a Dios todo salió bien y me estoy recuperando satisfactoriamente. Estamos muy agradecidos mi familia y yo por todo su apoyo”.

El presidente sorprendió el lunes al anunciar que sería operado tras habérsele detectado a tiempo un tumor pequeño. Informó que sería intervenido con anestesia local –por lo que no sería necesario delegar el mando en ningún momento– y se mostró confiado en la probabilidad de 97 por ciento de quedar totalmente curado que le fue referida por los médicos.

Santos, cuyo período de gobierno se extiende hasta agosto de 2014, no delegó sus funciones presidenciales ante esta cirugía, para la cual sólo se le aplicó anestesia local.

Aun cuando no parece necesario que Santos deba delegar el cargo, su episodio de salud causó involuntariamente un debate en torno de la situación del vicepresidente Garzón, quien aún convalece de una isquemia cerebral que sufrió en junio. El presidente del Senado, el oficialista Roy Barreras, firmó ayer una orden para que una junta médica examine a Garzón y dictamine si está en condiciones de permanecer en el cargo. “Lo que estamos haciendo es cumpliendo con la ley ante una situación inédita en la historia del país, porque se enferman al mismo tiempo el presidente y el vicepresidente”, dijo Barreras, médico de profesión y alto dirigente del Partido Social de Unidad Nacional gobernante.

Según Barreras, si el pronóstico de los médicos fuera positivo, el país podrá estar tranquilo ante la eventual necesidad de un reemplazo temporal de Santos, pero en caso de ser negativo se debe pensar en la sustitución de Garzón. El vicepresidente será examinado por dos psiquiatras y un neurólogo, todos ellos “médicos de altísima prestancia”, anunció ayer el director de la Academia Nacional de Medicina, Fernando Sánchez Torres.

La decisión del Senado fue cuestionada por el Partido Liberal, que también forma parte de la coalición gobernante y cuyo presidente, Simón Gaviria, sostuvo que “los colombianos votaron por una fórmula y ésta debe ser respetada”, según citan el diario El Espectador y Radio Caracol.

“El vicepresidente es una figura que recibió nueve millones de votos en conjunto con el presidente Juan Manuel Santos y no compartimos cualquier tipo de idea encaminada a sacarlo de la vicepresidencia; de ninguna manera consideramos que se pueda dar un golpe de Estado simplemente por una opinión”, dijo Gaviria.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.