EL MUNDO › DILMA ROUSSEFF DESMINTIó EL RUMOR DE QUE LA AYUDA SOCIAL SE IBA A SUSPENDER

La Bolsa Familia nao tem fim

La presidenta de Brasil pidió a la policía que investigue quién difundió falsamente que su gobierno no iba a continuar con el programa, provocando desde el sábado una corrida a los bancos y agencias bancarias en al menos doce estados.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, pidió ayer a la policía que investigue quién difundió falsamente que el gobierno iba a suspender el programa social Bolsa Familia. El rumor provocó desde el sábado pasado una corrida a los bancos y tumultos en agencias bancarias en al menos doce estados del país. “Es algo absurdamente inhumano. El autor de este rumor es criminal.(...) Le pedimos a la policía federal que descubra quién quería llevar intranquilidad a los brasileños que están saliendo de la extrema pobreza”, afirmó ayer la mandataria en un acto público en Recife.

Los rumores apuntaban a la supuesta decisión del gobierno de poner fin al programa creado por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), que atiende actualmente a 13,8 millones de familias pobres, que reciben un mínimo de 70 reales (unos 35 dólares) por mes. Bolsa Familia celebra sus diez años de implementación con un balance positivo: redujo de manera importante las desigualdades sociales y la pobreza en el país, sin restringirse a ser una mera asistencia, como solía descalificarla la oposición. Las estadísticas muestran por ejemplo que el 70 por ciento de los beneficiados con más de 17 años consiguieron trabajo, y de este modo contribuyen al aumento de la renta familiar.

Miles de personas se aglomeraron el fin de semana en los cajeros automáticos de la Caixa Económica Federal, el banco estatal responsable de la distribución de los subsidios, para intentar retirar lo que creían que sería el último depósito. La corrida provocó tumultos en las agencias bancarias, donde en algunos casos tuvo que intervenir la policía.

Pese a que el gobierno desmintió los rumores desde anteayer, las agencias de la Caixa Económica Federal en algunas ciudades aún registraban aglomeraciones ayer por la mañana, lo que llevó a la ministra de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Tereza Campello, a convocar una rueda de prensa para desmentir los rumores y asegurar que Bolsa Familia proseguirá sin cambios y con un presupuesto de 12.000 millones de dólares para este año.

Además, la presidenta Rousseff aprovechó para negar nuevamente la información que circuló en las últimas horas y confirmar el compromiso con su programa bandera. “Quiero dejar claro aquí el compromiso de mi gobierno con el Bolsa Familia. No renunciaremos al Bolsa Familia. No crean en las rumores porque las rumores de este país a veces ocurren de manera sorprendente”, afirmó la mandataria. La presidenta confirmó también que muchos brasileños que aún no consiguieron superar la condición de pobreza seguirán recibiendo la ayuda por algún tiempo.

Por su parte, el ministro de Justicia, Eduardo Cardozo, confirmó que la policía federal investigará el origen del rumor y aseguró que los responsables serán castigados. “Hubo un delito, o quizá diferentes delitos, y vamos a investigar para que los responsables sufran la sanción penal que les corresponde”, declaró. Pese a que las autoridades aún no tienen pistas sobre los instigadores de la noticia, la ministra de la Secretaría de Derechos Humanos, María do Rosario Nunes, acusó a la oposición. “Los rumores sobre el fin de la Bolsa Familia deben ser de la central de noticias de la oposición. Muestra un deseo de quien nunca apreció esta política (de distribución de subsidios)”, afirmó en su cuenta de Twitter la ministra, que es dirigente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT). En esa línea, Cardozo aseguró que la policía federal no descarta que los rumores hayan sido propagados con intenciones políticas. “Por lo que parece, no fue por casualidad y no descartamos ninguna hipótesis”, afirmó.

Pero la ministra Campello evitó atribuir los rumores a una maniobra de la oposición: “Es inútil anticipar si hubo motivación política en el caso. Todo está siendo investigado. Esperamos que haya sido solamente un malentendido con dimensiones mucho más grandes que lo esperado”, declaró.

Según testimonios de beneficiarios del programa, los rumores se esparcieron rápidamente a través de las redes sociales desde el pasado sábado. En algunos casos, se afirmaba que Rousseff decidió suspender el pago de la ayuda oficial. En otros se aseguraba que el gobierno concedió un beneficio extra, a raíz de la celebración en mayo del Día de la Madre.

Ayer por tarde, la Caixa Económica Federal anunció que el movimiento en las agencias bancarias estaba bajo control.

Compartir: 

Twitter
 

Bolsa Familia redujo de manera importante las desigualdades sociales y la pobreza en Brasil.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.