EL PAíS › ANUNCIAN QUE IRáN APROBó EL MEMORáNDUM DE ENTENDIMIENTO CON ARGENTINA POR DECRETO

Ahmadinejad eligió la vía expeditiva

Según la interpretación del representante iraní en Buenos Aires, esta posibilidad está contemplada en el acuerdo. Del lado del gobierno argentino no hubo respuesta porque aún no fueron notificados oficialmente. Pero había dudas sobre la validez.

 Por Raúl Kollmann

El encargado de Negocios de Irán en la Argentina, Alí Pakdaman, informó ayer que, el domingo pasado, el gobierno de Teherán aprobó el memorándum de entendimiento con Argentina sobre el caso AMIA. El diplomático sostuvo que el acuerdo no requiere de votación en el Congreso y que el paso que dio el gobierno persa está contemplado en el punto seis del texto firmado por el canciller Héctor Timerman y el iraní Alí Akbar Salehi. En la Argentina todavía no hubo voces oficiales de respuesta. En primer lugar, porque no llegó ninguna comunicación oficial. Pero, además, porque no está claro si para la Cancillería será suficiente la aprobación presidencial iraní, puesto que el punto seis se refiere a que el memorándum sea votado favorablemente por los dos Congresos.

Pakdaman –el diplomático de mayor rango de Irán en la Argentina– transmitió la novedad sobre la aprobación iraní en el programa Mónica y César, de Radio Del Plata. “Generalmente, no hace falta que un memorándum vaya al Parlamento, pero en el caso de la Argentina, la señora Presidenta dijo en Naciones Unidas que como es un tema importante, no quería que el peso de la decisión recayera sólo en el Ejecutivo. Para no-sotros, en Irán, las cosas fueron distintas. No necesita aprobación parlamentaria, el memorándum está en vigor desde hoy (por ayer) y tiene el valor de una ley”, explicó el funcionario iraní.

El punto seis del memorándum dice textualmente que “este acuerdo será remitido a los órganos relevantes de cada país, ya sean el Congreso, el Parlamento u otros cuerpos, para su ratificación o aprobación de conformidad con sus leyes”.

Las objeciones que podría haber del lado argentino son las siguientes:

  • Irán dice que el Ejecutivo persa está abarcado en el texto cuando se refiere “a otros cuerpos”. Así lo dijo explícitamente Pakdaman ayer. En verdad, “otros cuerpos” estaba destinado al Consejo de Guardianes, que es el organismo integrado por una mitad de juristas y una mitad de líderes religiosos que revisa todas las leyes y declara su constitucionalidad. Después del Majlis, el memorándum iba a pasar por el Consejo.

  • El hecho de que el memorándum haya sido firmado por el canciller implicaba desde el inicio la aprobación del Ejecutivo iraní. El canciller es parte del Ejecutivo y no podría haber firmado nada sin el visto bueno del presidente Mahmud Ahmadinejad, quien vuelve a firmar ahora. O sea que el acuerdo ya tenía la aprobación del Ejecutivo.

  • Es público y notorio que el memorándum fue enviado al Majlis, el Congreso iraní, lo cual indica que existía la intención de que fuera aprobado en el Parlamento. Como adelantó en exclusiva Página/12, fuentes del máximo nivel de Teherán le dijeron a este diario que había dificultades para la aprobación del acuerdo: “Los votos no están”, acotaron. Sobre el tema había dos rumores. El primero, que la feroz interna entre el presidente y el líder religioso, Alí Khamenei, impedía votar cualquier ley. La segunda, que los iraníes esperaban que, una vez firmado el acuerdo, se levantarían las alertas rojas dictadas por Interpol contra los funcionarios sospechados. Ello no ocurrió porque el gobierno argentino ya se había asegurado de que no habría ningún cambio en las alertas rojas, a menos que hubiera orden del juez Rodolfo Canicoba Corral.

El próximo paso consistirá en una notificación oficial del gobierno de Irán al gobierno de la Argentina manifestándole que el memorándum fue aprobado y dando los detalles. Todo indica que la fórmula usada consistió en una especie de decreto de necesidad y urgencia que tendría fuerza de ley, pero el tema no fue reflejado ayer por ningún medio de Teherán.

Habrá que ver entonces si la Argentina convalida esa aprobación. Por un lado, porque podría considerar que no es el espíritu del punto seis del acuerdo, que apunta a una aprobación del Congreso. Además, el presidente de Irán está por dejar su puesto, ya que hay elecciones presidenciales el 14 de junio (ver aparte) y entonces su firma tiene menos peso. Pero, por otro lado, la Argentina podría considerar que si Irán comunica que el acuerdo está aprobado, se deberá respetar esa palabra oficial. Lo que se requeriría es que Irán garantice que sus funcionarios sospechados van a declarar ante el juez argentino. Parece cantado que la palabra final surgirá de una reunión entre la Presidenta y el canciller Timerman.

Los que se oponían al memorándum señalaban que era muy ventajoso para Irán y sus funcionarios. Las dificultades de Teherán para aprobarlo parecen demostrar lo contrario.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, aprobó por decreto, el domingo pasado, el memorándum.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.