EL MUNDO › SANTOS DIJO QUE NO VAN A BAJAR LA GUARDIA EN MEDIO DE LAS NEGOCIACIONES DE PAZ

Relevan la cúpula militar en Colombia

En un discurso en la Escuela Militar, el presidente colombiano dijo que la nueva cúpula militar asume el mando en un momento de inflexión en el que se vislumbra el fin del conflicto armado con las FARC, que ya lleva medio siglo.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reafirmó ayer su compromiso con las negociaciones de paz, pero advirtió que los mandos no bajarán la guardia ante los grupos al margen de la ley. El mandatario hizo los comentarios en la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, en Bogotá, durante el acto de reconocimiento de tropa por parte de la nueva cúpula militar, de la que dijo que asume el mando en un momento de inflexión en el que se vislumbra el fin del conflicto armado que ya lleva medio siglo. Según el presidente, el relevo se debe a los cambios normales que se dan en las fuerzas armadas y no a un trasfondo político o militar en su decisión. Mientras, el equipo negociador del gobierno, que encabeza el ex vicepresidente Humberto de la Calle, viaja hoy a La Habana para reanudar los diálogos de paz con las FARC.

El mandatario dijo que la nueva jerarquía castrense, encabezada por el general Leonardo Barrero, que asumió como comandante de las fuerzas militares, y por el general Hugo Acosta, en la jefatura del Estado Mayor Conjunto, tiene por delante un reto inmenso, en referencia al fin del conflicto armado. “Yo espero que podamos muy pronto decir que esta guerra que hemos librado durante más de 50 años llegará a su fin, en eso estamos”, agregó el jefe de Estado en una referencia a los diálogos de paz con las FARC que su gobierno inició en noviembre pasado en Cuba.

Sin embargo, Santos fue claro al recordar a las FARC que cuando acordaron negociar con el gobierno lo hicieron a sabiendas de que los diálogos se harían en medio de la guerra, sin un cese al fuego, y que esa política se mantendrá porque la nueva cúpula militar seguirá la ofensiva contra todos los grupos ilegales.

“Toda guerra termina con unos acuerdos, en una conversación con el enemigo. Espero que podamos terminar esta guerra lo más pronto posible, pero para terminarla es necesario continuar la ofensiva, no bajar la guardia, porque es la forma de finiquitar pronto este conflicto”, manifestó Santos.

También recordó que el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverry, alias Timochenko, rechazó esta semana declaraciones suyas y del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en el sentido de que sigue siendo un objetivo de alto valor militar, porque no contribuyen a los diálogos de paz, y le aclaró al jefe rebelde que esas fueron las condiciones en las que se acordó negociar. “Yo le digo, esas fueron las condiciones desde el primer día en que iniciamos estos diálogos. No va a haber cese al fuego, no vamos a bajar la guardia sino el día en que firmemos el acuerdo. Yo soy el más interesado en que firmemos un acuerdo lo más pronto posible porque así podremos salvar muchas vidas”, agregó el mandatario.

El presidente señaló que las Fuerzas Armadas son un componente esencial en la construcción de la paz porque con los logros militares de los últimos años han contribuido a crear un ambiente propicio para la negociación. “Si llegamos a la paz es por nuestras fuerzas militares y los soldados de la patria que saben que esa paz es su victoria, por eso con los nuevos comandantes tenemos que continuar” la ofensiva, subrayó.

Según el presidente, las fuerzas armadas colombianas, aunque están preparadas para la guerra, están comprometidas con la paz, y están equivocados quienes piensan lo contrario o quienes creen que en el cambio de la cúpula pesaron razones distintas de las de un relevo normal en las estructuras jerárquicas, como es la militar. “Todos los soldados del mundo y nuestros soldados de tierra, mar y aire son los primeros interesados en la paz, porque son los que ponen el pecho, los que ponen las víctimas, los que ponen los muertos”, dijo.

En la nueva jerarquía castrense, nombrada el pasado lunes por Santos, están además, como comandante del Ejército, el general Juan Pablo Rodríguez; como jefe de la Fuerza Aérea, el general Guillermo León, y como comandante de la Armada Nacional, el vicealmirante Hernando Wills.

Por otra parte, los negociadores del gobierno colombiano y las FARC volverán a reunirse a partir de mañana en el Palacio de Convenciones de La Habana, en donde seguirán discutiendo el tema referente a la participación en política del grupo guerrillero. Del equipo negociador participan el empresario Luis Carlos Villegas, a quien Santos anunció como nuevo embajador en Estados Unidos, en reemplazo de Carlos Urrutia.

La nueva ronda de estas conversaciones está antecedida por declaraciones de lado y lado que se dan en paralelo al proceso de paz. Por ejemplo, la semana pasada, las FARC dijeron que el gobierno colombiano pone en peligro la vida del estadounidense Kevin Scott, secuestrado por ellos, al tratar de rescatarlo por la vía militar. Las FARC reiteraron en su comunicado la intención de devolver al ex militar y llamó al gobierno a la cordura, para evitar un desenlace como ha ocurrido en ocasiones anteriores en las que se intentaron rescates militares de secuestrados.

Desde La Habana, las FARC insistieron en reformar la Cámara de Representantes de Colombia y propusieron crear una circunscripción especial de paz con asignación de escaños para garantizar su participación política y la de grupos surgidos tras un posible acuerdo final de paz. A pesar de los ruidos en las negociaciones del gobierno y la guerrilla, las partes ya alcanzaron en mayo pasado un acuerdo en materia de tierras, el primer punto de la agenda de diálogos.

Compartir: 

Twitter
 

Santos, entre el nuevo comandante de las FF.AA., Barrero, y el ministro de Defensa, Pinzón.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.