EL PAIS › LOS ENCUESTADORES ANALIZAN LOS RESULTADOS DE LAS PASO

Las razones de los números

Las campañas y la instalación de los candidatos, los mensajes y montajes, y la diferencia entre oposición y un gobierno con una década en el poder. El problema del rol de los intendentes bonaerenses y la curiosa comparación entre economías locales y votaciones.

 Por Raúl Kollmann

El resultado electoral del domingo pasado produce un intenso debate entre encuestadores. Prácticamente no hay coincidencias entre los consultores sobre las razones de la votación del Frente para la Victoria (FpV), el triunfo de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires, el cuadro de situación en la Capital Federal y las proyecciones hacia octubre. Está quien considera que una clave fue el poco compromiso de los intendentes de algunos distritos clave del Gran Buenos Aires; el que piensa que hay un desgaste lógico del Gobierno, producto de los diez años en la Casa Rosada; está el que sostiene que se mejoró la situación general de la población, pero que hay problemas pendientes que influyeron en el resultado y, por supuesto, quien pone el acento en las dificultades para instalar un candidato poco conocido del FpV en territorio bonaerense.

Página/12 dialogó con algunos de los consultores más conocidos, evaluando el resultado de las PASO. Para casi todos ellos el resultado bonaerense estaba previsto, aunque la diferencia fue mayor a la pensada. En la Capital Federal se pone la lupa en la votación de Unen.

Resultados

Artemio López, quien encabeza la consultora Equis, tiene un análisis que pasa más por los déficits o la falta de compromiso de los intendentes en la campaña. “El escaso control político nacional, provincial y municipal que se observó en muchos territorios clave para desplegar una campaña oficialista exitosa, en especial en el conurbano bonaerense y grandes aglomerados bonaerenses como Bahía Blanca, por ejemplo. Distritos alineados con el oficialismo de similares condiciones socio-ambientales, poblacionales y de participación electoral mostraron resultados antagónicos, lo que finalmente plasmó una diferencia en la sección primera a favor del Frente Renovador de Massa de veinte puntos contra un brecha favorable al FpV en la tercera sección de apenas cinco puntos. Seiscientos mil votos menos sólo entre los ocho millones de electores de esta subregión bonaerense. Es el precio de la ausencia de compromiso y control territorial.” En esta línea, López plantea también lo que considera debe hacerse en provincia de Buenos Aires de acá a octubre: “Yo creo que debe cuadricular las regiones-problema y forzar la organización e involucramiento de los dirigentes a cargo de cada cuadrícula”.

Manuel Mora y Araujo, quizás el más conocido de los consultores, sostiene que “hay una fatiga de gran parte de la población con el Gobierno. Diría que es un fenómeno natural, esperable después de diez años a cargo del Ejecutivo. Y sobre todo se manifiesta en una elección como ésta, de medio término, en la que no se elige quién va a gobernar de aquí en adelante”.

Ricardo Rouvier, titular de Rouvier y Asociados, parece apuntar a un fenómeno parecido, pero hace un análisis concreto de esos diez años: “El kirchnerismo, desde el inicio, provocó a la sociedad nacional y enfrentó a las corporaciones al mismo tiempo que resolvía las demandas provenientes del 2001. Resolvía y reformaba. Tuvo eficacia electoral, excepto en 2009 y el domingo pasado. En el proceso algunas cuestiones quedaron sin resolver o se agravaron, como la inseguridad, la inflación, relacionado con esto la nula credibilidad del Indec, y la verosimilitud sobre las denuncias de corrupción. Las viejas demandas logradas, pasaron a formar parte del paisaje, y faltó definición sobre el futuro respecto de los renovados requerimientos. El discurso del Gobierno se cristalizó en el balance. El Gobierno siente que la sociedad no escucha o no comprende y que está cooptada por algunos medios masivos y el pensamiento dominante; pero una parte importante de la sociedad quiere resolución de problemas y precisión sobre el futuro”.

Enrique Zuleta Puceiro habla también de desgaste. “Las PASO fueron como un plebiscito nacional, no tanto acerca de la gestión gubernamental como del propio modelo económico y político del kirchnerismo en su etapa final de los últimos años. La prueba es que el Gobierno perdió de un modo muy claro en las provincias petroleras, mineras, pesqueras, sojeras. Perdió en lugares donde se registra el mayor PBI per cápita, donde hay pleno empleo, oportunidades para los jóvenes, inversiones externas, desarrollo de cadenas de valor, pymes en crecimiento. Es un electorado que trazó una línea y pasó a plantear una agenda centrada en la calidad institucional, la apertura económica y la competitividad.”

La campaña

Analía Del Franco, titular de Analogías, piensa que las claves están en el candidato y su acompañamiento. “Es evidente que en la primera parte de la campaña se buscó instalar a Insaurralde como candidato, que si tiene buena imagen, arrancó con muy bajo nivel de conocimiento. Se dio a conocer su nombre, de dónde es, lo que hizo en su municipio y algunas particularidades generales de su vida privada. En esta segunda etapa se debería tratar de lograr lo que en marketing político se denomina ‘familiaridad del candidato’ con la sociedad, es decir conocerlo más profundamente y que la opinión pública pueda por sí misma relatar quién es y cómo es, Martín Insaurralde. Por otro lado también se debería trabajar en el ‘enlace emocional’ del candidato con la gente. En esta etapa, la familiaridad por sí sola no es suficiente, también debe ser positiva y cercana. A su vez, el gobierno nacional y provincial deberían acompañar respondiendo a las demandas insatisfechas de los bonaerenses en relación con la coyuntura y la gestión, siempre en el marco del sentido del proyecto kirchnerista. Forzar cambios no resulta creíble y termina siendo un boomerang.”

Manuel Mora y Araujo sugiere pocos cambios para la campaña. “Creo que el FpV lo hizo bastante bien y si no obtuvo el primer lugar en la Provincia de Buenos Aires, tampoco estuvo muy lejos. La campaña ‘estilo Scioli’ lo puso en el nivel del promedio del país, con un candidato poco conocido y frente a un adversario que es el más fuerte del país. Massa también lo hizo bastante bien y obtuvo lo que buscaba. No es razonable cambiar de enfoque cuando a uno le va bien. El espacio del FAP bonaerense no veo que puede hacer mucho, lo mismo que De Narváez. Están muy jugados y la polarización tiende a deglutirlos.”

Zuleta sugiere que en la campaña hacia octubre a todos les conviene nacionalizar la elección. “El FpV debe proteger a sus principales activos, la Presidenta y el gobernador. Aprovechar el desconcierto de una oposición que todavía no tiene ideas, acuerdos básicos ni liderazgos netos. De Narváez o Stolbizer tienen que tener la mirada en un electorado que no quiere votar al peronismo. Massa es el protagonista de un realineamiento y desmarque cuyas chances futuras están al interior del espacio del peronismo. Y tiene que aprovechar que hay una mayoría que ya no está de acuerdo con el modelo.”

Rouvier apunta a mensajes más de fondo. “Habría que articular procesos de cambio, soluciones y acciones comunicacionales en función de la construcción de un futuro inmediato y preciso. Las políticas sociales deben alcanzar un mayor nivel de profundidad; y el requerimiento urgente de los sectores populares es detener la inflación y resolver la inseguridad. Ni la inseguridad ni la inflación se resuelven de un día para otro, pero el paso significativo sería que el Gobierno ejecute decisiones indubitables sobre esos problemas. Para octubre no falta mucho tiempo, y hay mucho por hacer o rehacer por delante. La comunicación electoral audiovisual del FpV fue muy buena, y no haría modificaciones. Las acciones deben llegar a los territorios y no quedarse en las superestructuras. Hay que enfatizar la predicación del proyecto político-ideológico, con acercamiento de la acción social como prueba de la vigencia del propósito nacional y popular.”

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared