EL PAíS › STOLBIZER NO QUEDO CONFORME CON SU DESEMPEÑO EN LAS PRIMARIAS

“Nos superó la polarización”

La candidata bonaerense del Frente Progresista admitió que el tercer puesto “no fue un resultado satisfactorio”. Insistió en que son “la única alternativa” y cuestionó a Massa por su indefinición. Criticó también a Chiche Duhalde por su discriminación a las mujeres.

 Por Sebastian Abrevaya

Después de tomarse varios días de reflexión y análisis de los resultados, el Frente Progresista Cívico y Social de la provincia de Buenos Aires retomará la campaña electoral con el objetivo de reponerse del flojo desempeño en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. A pesar de haber quedado en tercer lugar por arriba de Francisco de Narváez, la lista encabezada por Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín reconoce que “no fue un resultado satisfactorio”, ya que quedó a casi 10 puntos del 21 por ciento obtenido en 2009. En diálogo con Página/12, Margarita Stolbizer reconoció que no fue “eficaz” la campaña publicitaria de las dos Argentinas y sostuvo que buscarán llegar a “un electorado más amplio”. Además de criticar las declaraciones de Hilda “Chiche” Duhalde, Stolbizer aseguró que “la única alternativa” al Frente para la Victoria en 2015 es el Frente Progresista.

–¿Qué balance hicieron de la elección?

–Para nosotros no es un resultado satisfactorio, aun cuando hayamos quedado en tercer lugar. Nos superó una polarización que se terminó comiendo gran parte del electorado y que no teníamos prevista en esta dimensión. Lo que estamos es replanteando algunas cosas que no implica modificar mucho lo nuestro, en cuanto a lo discursivo y lo propositivo.

–¿Pero entonces cómo van a romper con esa polarización?

–Vemos que es una limitante cuando vamos con una definición propia que tiene que ver con el no peronismo. Esa no es una definición buena o suficiente porque en realidad yo estoy convencida de que hay un 70 por ciento de la gente que quiere un cambio. Eso es lo que se expresó en la elección y tenemos que ser más eficaces en demostrar que la otra alternativa no es un cambio y que nosotros somos los únicos que podemos hacerlo. Hay que aspirar entonces a un electorado más amplio, un electorado independiente que es más volátil. Massa o De Narváez llevan también votos que no necesariamente son peronistas. La salida tiene que ser sobre dos pilares fundamentales, por un lado el centroizquierda en términos de una opción progresista, que defina la igualdad como horizonte y, por el otro, la ética, la honestidad y la lucha contra la corrupción. Esos son además elementos distintivos nuestros por sobre el resto de los candidatos. Ni Massa ni De Narváez hablan contra la corrupción ni hablan de la igualdad.

–¿Y desde el punto de vista publicitario?

–Tal vez nos fuimos demasiado en la publicidad que planteaba el tema de las dos Argentinas y eso no logró penetrar. La publicidad tuvo impacto y dio que hablar, pero es muy difícil encontrar una publicidad que sea eficaz para captar el voto. Mucha gente hablaba del Argen y el Tina, pero no terminó siendo determinante a la hora de votar.

–¿Cómo caracterizaría a Massa políticamente?

–En realidad, el mayor problema de Massa es su indefinición. El jugó a la intriga de su candidatura de una forma tan extraña que 24 horas antes no se sabía si era un candidato oficialista u opositor. La verdad es que hay indefiniciones que son muy gruesas que tienen que ver justamente con los 10 años de gobierno que él acompañó. Me preocupa un candidato que tiene tanto apoyo en una sociedad que reclama conducta, ejemplos, ética y termina votando a alguien que no ha tenido una sola expresión vinculada con eso. Y de la misma manera él no reniega para nada de lo que ha sido el modelo de 10 años de kirchnerismo, que ha tenido las mejores condiciones políticas y económicas para producir cambios en beneficio de los sectores más desfavorecidos y no lo ha hecho en realidad.

–Esta semana Chiche Duhalde dijo que hay que rediscutir el rol de la mujer en la política, ¿qué opina?

–Me parecen un desastre semejantes declaraciones más allá de compartir alguna apreciación que tiene que ver con la Presidenta. Yo he visto muy mal a la Presidenta esta semana. Esa negación a aceptar los resultados, ese estado de crispación que la Presidenta expresa es realmente preocupante, pero nunca llevaría eso al punto de discriminar a las mujeres o de descalificar a las mujeres en su capacidad para la política. Yo tengo diferencias muy grandes con este gobierno, pero no creo que esas críticas que yo le hago puedan basarse en su condición de mujer.

–Hermes Binner deslizó que la Presidenta está desequilibrada, desde algunos medios dijeron que tiene un síndrome que altera su estado emocional, ¿no considera agresivo hacer algunas de esas afirmaciones vinculadas a la situación psicológica de Cristina Fernández?

–Yo no lo enfocaría por el lado de lo psicológico o lo patológico, sino por el lado de lo político. Mis críticas tienen que ver con la gestión y la política. Lo que más le critico es la descalificación permanente que hace de sus adversarios. El desconocimiento del sistema de partidos políticos. La forma en que termina ocultando o negando la realidad. Negó la inseguridad y la inflación durante todos estos años y ahora niega los resultados también. La Presidenta va viendo un fin de ciclo y va teniendo que disimular su propia incapacidad para generar una figura de reemplazo. Y ahora tienen que recurrir al gobernador Scioli a quien despreciaron en todos estos años y van a buscarlo como un salvavidas.

–El titular de la UCR, Mario Barletta dijo que junto a sus aliados forman la única alternativa nacional al kirchnerismo, ¿comparte esa afirmación?

–Somos la única alternativa política que, cuando termine la elección de octubre, vamos a poder sumar los votos que van a obtener los partidos que integran este frente en todo el país. Entonces vamos a sumar los votos de Binner, los de Cobos, los de Costa en Santa Cruz, en Tucumán, Córdoba, Misiones, y eso nos va a poner a nosotros en la misma situación del Frente para la Victoria, que es un proyecto nacional. El otro único proyecto nacional por fuera del Frente para la Victoria es el Frente Progresista.

–Pero éstas fueron alianzas distritales, ¿van armar un acuerdo nacional para competir en 2015?

–Eso está en la voluntad y en la cabeza de todos los referentes y los partidos que integran este frente. Todos sabemos que llegamos al 2015 juntos. Por eso decía que vamos a sumar los votos, también los de Unen en la Capital, que ha hecho una extraordinaria elección. Forma parte de un mismo espacio de centroizquierda que es el espacio que la Argentina necesita. No se puede salir con una opción desde la derecha y los sectores conservadores.

Compartir: 

Twitter
 

Margarita Stolbizer cuestionó la reacción de la Presidenta tras las primarias.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.