EL MUNDO › EL PERIODISTA A QUIEN SNOWDEN LE REVELO EL ESPIONAJE DE ESTADOS UNIDOS

Greenwald renunció a “The Guardian”

El periodista Glenn Greenwald anunció ayer que dejará de trabajar en The Guardian, el diario británico donde publicó los artículos que difundieron y sacaron a la luz documentos sobre los programas de espionaje masivo impulsados por Estados Unidos. “Mi colaboración con The Guardian fue muy fructífera y satisfactoria. Tengo gran respeto por los editores y periodistas con los que he trabajado y estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido”, señaló el periodista en un comunicado y manifestó que la decisión de renunciar no fue fácil. “Se me presentó una oportunidad laboral única en la vida que ningún periodista podría rechazar”, agregó, aunque no brindó precisiones sobre cuál sería la propuesta.

Greenwald saltó a la fama al acceder a información, filtrada por Edward Snowden, sobre los sistemas de espionaje que mantiene el gobierno de Estados Unidos. El ex técnico de la CIA huyó primero a Hong Kong y más tarde a Rusia. Estos programas permiten a Washington consultar casi a diario registros de llamadas y extraer datos de servidores de grandes empresas de Internet.

Estas revelaciones llegaron incluso a afectar su vida personal. Tanto que en agosto de este año, su pareja, el brasileño David Miranda, fue retenido por nueve horas en el aeropuerto londinense de Heathrow, cuando hacía una conexión entre Berlín y Río de Janeiro. Las autoridades británicas, amparadas bajo la existencia de una “ley antiterrorista”, lo mantuvieron aislado sin darle mayores explicaciones. Miranda, en su descargo, denunció que le faltaron varios dispositivos electrónicos, como su computadora, un teléfono celular y memorias. El novio del periodista regresaba de Berlín, donde había visitado a la documentalista Laura Poitras, que trabajaba con Greenwald y otros periodistas en el análisis de los documentos entregados por Snowden.

“Greenwald es un periodista notable y fue fantástico trabajar con él”, manifestó la vocero del diario británico, Jennifer Lindauer. “Nuestro trabajo conjunto en el último año demostró el papel fundamental que el periodismo de investigación responsable puede desempeñar para que los sectores de poder rindan cuentas”, sentenció. La portavoz manifestó que el matutino está decepcionado por la decisión de Greenwald, pero le deseó lo mejor en su nuevo desafío. Más allá del desagrado que generó la salida de Greenwald, Lindauer reconoció el atractivo que supone para el periodista el nuevo puesto que se le ofrece, aunque tampoco precisó de qué se trata. A partir de las confidencias de Snowden, Greenwald develó en el diario británico que la NSA (la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos) trabaja con un programa llamado Prism que permite a sus agentes acceder directamente a los datos almacenados en compañías como Google, Facebook, Skype, Microsoft y Apple. El ahora ex periodista de uno de los diarios más influyentes de Europa se licenció en derecho en 1994, en Nueva York, y creó su propio bufete de abogados, desde donde empezó a trabajar en la defensa de casos relacionados con el derecho constitucional y los derechos civiles.

Una década más tarde decidió dejar de ejercer su profesión de abogado y abandonó el estudio que él mismo había creado para abrir su blog “Unclaimed Territory”. Escribió en Salon.com y a publicar diversos libros. Después colaboró con medios como The New York Times, Los Angeles Times y el mismo The Guardian, que en 2012 lo contrató para que se desempeñara como periodista fijo en su plantilla.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.