EL MUNDO › KIEV DENUNCIA QUE MOSCU ROMPIO ACUERDOS BILATERALES AL ENVIAR 6000 SOLDADOS A CRIMEA

Putin manda tropas de refuerzo a Crimea

Putin había solicitado autorización al Senado para el empleo de las tropas rusas con el fin de normalizar la situación en esta república autónoma ucraniana. El Senado le dio luz verde. Kiev denuncia una invasión rusa en Crimea.

Soldados rusos vigilan una base militar en Balaklava, cerca de la capital de Crimea.
Imagen: AFP.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, obtuvo ayer la aprobación del Senado para enviar tropas rusas destacadas a Crimea para estabilizar la situación en la península. En una reunión convocada de urgencia, el Senado dio luz verde por unanimidad al empleo de tropas en Crimea en respuesta a una petición del jefe de Estado. Rusia se involucra así de lleno en el conflicto, pese a las amenazas y advertencias de Estados Unidos y de Europa para que no intervenga. Mientras, las autoridades ucranianas denunciaron la toma masiva de objetivos estratégicos en Crimea por parte de militares rusos. El ministro de Defensa de Ucrania, Igor Teniuj, precisó que Rusia envió unos 6000 soldados a la península de Crimea y denunció que se trata de una violación de los acuerdos bilaterales. A su vez, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov, declaró el estado de máxima alerta de las fuerzas armadas del país. “He ordenado, teniendo en cuenta la agresión potencial, poner las fuerzas armadas en estado de plena disposición de combate. Se ha reforzado la vigilancia de las plantas atómicas, de los aeropuertos, de las instalaciones estratégicas de infraestructuras”, manifestó.

“Esta decisión es oportuna e importante, y otorga a nuestro presidente la posibilidad de actuar en el ámbito de la legitimidad para defender los intereses y los derechos de nuestra gente”, dijo la presidenta del Senado ruso, Valentina Matvienko. Sin embargo, el representante plenipotenciario de Putin ante el Senado para la autorización del uso de las tropas, Grigori Karasin, adelantó que el beneplácito de la Cámara alta a la solicitud del presidente no significa que el derecho adquirido por el Kremlin se aplique de forma inmediata.

Putin había solicitado al Senado autorización para el empleo de las tropas rusas con el fin de normalizar la situación en esta república autónoma ucraniana. “Debido a la extraordinaria situación en Ucrania (...), solicito al Consejo de la Federación (Senado) el empleo de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia en territorio de Ucrania hasta la normalización sociopolítica en ese país”, señala el documento presentado por el Kremlin.

Por su parte, las autoridades ucranianas denunciaron la toma masiva de objetivos estratégicos en Crimea por militares rusos, entre muchos otros, el aeropuerto de Simferopol, la capital republicana, un puesto de la Guardia de Fronteras en Sebastopol y una base antimisiles de las Fuerzas Aéreas de Ucrania. Afirmaron también que hombres armados con fusiles de asalto rodean el aeropuerto de Simferopol, capital de la república autónoma, al tiempo que efectivos de la Flota del Mar Negro rusa vigilan el puerto marítimo Crimea-Cáucaso, que conecta por mar el territorio ucraniano con Rusia.

A la vez, un navío de desembarco ruso, capaz de transportar marines y blindados pesados, entró ayer sin distintivos en el puerto comercial de Feodosia, donde permanece anclado, según medios de esa localidad de Crimea. La Guardia de Fronteras de Ucrania declaró que sus navíos salieron a mar abierto en estado de alerta de combate para proteger objetivos militares ucranianos.

Teniuj informó que militares rusos mantenían bloqueados desde ayer edificios administrativos y unidades militares. A su vez, el primer ministro del gobierno provisional de Ucrania, Arseni Yatseniuk, pidió a Rusia que retire sus tropas del territorio de Crimea y las envíe a sus cuarteles. Poco antes, el recién nombrado primer ministro de Crimea, Serguei Axionov, había pedido a Putin ayuda para restablecer la paz y la tranquilidad en esa región ucraniana con mayoría de población rusoparlante.

El pedido de Axionov fue a través de un comunicado en el que anunció su decisión de poner a todas las fuerzas de seguridad de la república autónoma bajo su control personal. “Todos los comandantes deberán obedecer únicamente mis órdenes e instrucciones, y pido a los que no estén de acuerdo que se retiren del servicio”, solicitó. También anunció el adelanto de un referéndum para ampliar la autonomía de esta república ucraniana al 30 de marzo, en vez del 25 de mayo, la fecha que había fijado el Parlamento local.

En tanto, Turchinov anunció que no reconoce la legitimidad de Axionov, nombrado como primer ministro el pasado jueves por el Parlamento local. En un decreto publicado ayer, Turchinov considera que la elección de Axionov se hizo en clara violación de las leyes ucranianas y de la Constitución nacional. La región de Crimea fue entregada a Ucrania en 1954 por el entonces líder soviético, Nikita Kruschev, y en ella viven más de dos millones de personas, de las cuales casi un 60 por ciento son rusos, un 25 por ciento, ucranianos, y un 12 por ciento, tártaros.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.