EL MUNDO › POR EL ACUERDO CON RUSIA SUSPENDIO EL OPERATIVO “ANTITERRORISTA”

Ucrania frenó la represión

El Servicio de Seguridad de Ucrania decidió interrumpir todas sus operaciones en las insurgentes regiones orientales, en particular en Donetsk, durante las fiestas de la Pascua ortodoxa, que coincide este año con la católica.

Ucranianos esperan que llegue la pascua ortodoxa con tortas y huevos pintados en Slaviansk, este del país.
Imagen: AFP.

Ucrania dio los primeros pasos ayer para aplicar los acuerdos de Ginebra, al anunciar la suspensión de la fase activa de la operación antiterrorista. Mientras, la candidata presidencial y ex primera ministra Yulia Timoshenko abrió un canal de diálogo, al reunirse con líderes pro rusos en Donetsk. El Servicio de Seguridad de Ucrania decidió interrumpir todas sus operaciones en las insurgentes regiones orientales, en particular en Donetsk, durante las fiestas de la Pascua ortodoxa, que coincide este año con la católica, sostuvo la Cancillería en un comunicado. Sin embargo, aclara que no se suspendió la campaña de incautación de armas ilegales entre la población civil, lanzada por el Ministerio del Interior.

Además, el gobierno ucraniano dio plazo hasta el próximo 1º de octubre para presentar las propuestas de reforma constitucional con el objetivo de descentralizar el Poder Ejecutivo, como demandan los pro rusos, aunque sin llegar a romper el Estado unitario. Kiev se propone conceder mayores competencias presupuestarias, impositivas y administrativas a las regiones, a lo que se suma la posibilidad de conceder en sus territorios el status de oficial al idioma ruso.

Por su parte, Timoshenko anunció hoy en un comunicado que en su reunión con representantes pro rusos se acordó que “tras las fiestas de Pascua se organizará en Donetsk una gran mesa redonda para escuchar, entender y, de una vez por todas, trabajar por el interés de la gente”. La nota precisa que la reunión se celebró el viernes por la noche en el hotel Astoria de Donetsk, bastión de la sublevación contra el gobierno central. La candidata presidencial señaló que los representantes de la república popular de Donetsk reclaman a Kiev que durante el último mes ningún representante del gobierno central se haya puesto en contacto con ellos para conocer de primera mano sus demandas. “Y Rusia se aprovecha de ello”, destacó.

Los pro rusos continúan con la toma del Ayuntamiento de Donetsk, frente al cual instalaron barricadas, y lo mismo ocurre con los otros edificios oficiales en las localidades de Slaviansk y Kramatorsk, donde ayer tomaron por segunda vez la torre de televisión para interrumpir la emisión de la televisión ucraniana. “Los habitantes de Kramatorsk no quieren ver la televisión ucraniana que no deja de insultarnos y de llamarnos separatistas. Quieren ver los canales rusos”, aseguró un representante de los insurgentes.

Ucrania, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea alcanzaron el jueves en Ginebra un acuerdo que obliga, entre otras cosas, a desarmar a las milicias pro rusas y a desalojar las sedes oficiales. Moscú, que es acusada por Kiev de instigar el levantamiento, prometió, por su parte, cooperar para la aplicación del acuerdo, lo cual debe ser supervisado por observadores internacionales.

No obstante, los pro rusos insisten en que antes deben desarmarse grupos ultranacionalistas del oeste, como el Sector de Derechas, y el Maidán (movimiento popular de protesta), que propiciaron el derrocamiento del ex presidente ucraniano Viktor Yanukovich. Kiev descartó esta última posibilidad, pero el gobierno prometió el viernes que cederá más competencias administrativas y económicas a las regiones, y también les dará la posibilidad de conceder el status oficial a la lengua rusa, como demandan los sublevados. El canciller ruso, Serguei Lavrov, insistió en que Kiev “debe cumplir de forma inmediata las cláusulas de la Declaración de Ginebra que prevé en particular la renuncia a las acciones violentas y el inicio de un diálogo nacional sobre la nueva Constitución con la participación de todas las regiones y las principales fuerzas políticas”.

Por otro lado, la presidencia ucraniana informó ayer que seis buques de guerra que eran retenidos por Rusia desde finales de marzo en el puerto de Sebastopol y el lago Donuzlav, en Crimea, fueron desbloqueados. Sin embargo, horas más tarde, un corresponsal de la agencia de noticias rusa RIA Novosti informó que tras recorrer varias bases de Sebastopol, comprobó que los buques ucranianos siguen en los muelles, sin ningún remolcador cerca, que en ausencia de tripulantes y permisos de salida pueda arrastrarlos hacia las aguas neutrales donde se efectúa el traspaso de una zona a otra.

Por su parte, Rusia reconoció que la acumulación de tropas cerca de la frontera ucraniana es una reacción a la inestabilidad que existe en ese país en Ucrania. “Tenemos fuerzas en la región que limita con Ucrania, algunas están emplazadas allí de manera permanente y otras han llegado de refuerzo como reacción a lo que está ocurriendo dentro de la propia Ucrania”, dijo Dimitri Peskov, el portavoz del Kremlin. La OTAN denunció que Moscú mantiene en la actualidad un contingente de 40.000 soldados desplegados en la frontera con Ucrania. Y no están de maniobras, sino preparados para entrar en combate. El secretario general de la alianza, Anders Fogh Rasmu-ssen, dijo el pasado día 10 de abril que si Rusia se tomaba en serio las negociaciones debía retirar las tropas, pero Rusia negó que hubiese aumentado su presencia militar en la zona.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo en el Canal Rossia 1 que Ucrania “es un país donde ha habido un golpe de Estado, por lo que naturalmente cualquier país va a tomar precaución en lo que se refiere al refuerzo de la seguridad”. También recordó que como país soberano, Rusia puede desplegar sus tropas en su propio territorio sin restricciones. Putin rechazó los intentos de comparar la operación antiterrorista que Rusia llevó a cabo en el Cáucaso del Norte en la década pasada con las acciones de Kiev para recuperar el control sobre el este de Ucrania. “Hay una diferencia enorme, y es que en el Cáucaso del Norte nos hemos enfrentado a una agresión del terrorismo internacional, a bandas entrenadas que recibían armas y pertrechos del extranjero”, subrayó el mandatario.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.