EL MUNDO › OBAMA HABLO DE LOS NIÑOS MIGRANTES

Un cambio “de percepción”

La crisis causada por la llegada de miles de menores de edad a la frontera sur de Estados Unidos cambió la percepción de los ciudadanos de este país sobre esa región, dijo ayer el presidente Barack Obama. La situación concentró la atención “no porque haya representado un aumento sin precedentes en la inmigración”, sino porque “cambió la percepción de los estadounidenses sobre lo que ocurre en la frontera”, dijo.

El caso de los 61.581 menores de edad de México y Centroamérica arrestados desde octubre en la frontera sur por ingresar clandestinamente al país mostró de forma clara la necesidad de reformar el sistema migratorio, dijo el presidente. Por ello, añadió Obama, se torna fundamental “trabajar sistemáticamente en un problema específico, en un área bien definida de la frontera, y que estamos enfrentando de forma muy seria”. El presidente estadounidense saludó los avances concretos en el enfrentamiento de la crisis, pero reafirmó que adoptará medidas ejecutivas ante la inactividad del Congreso en esa materia.

El Senado aprobó a mediados de 2013 un proyecto de reforma migratoria para regularizar los 11 millones de indocumentados, pero el Congreso, dominado por la oposición republicana, enterró la propuesta. El Congreso tampoco aprobó los millonarios fondos de emergencia que Obama solicitó para enfrentar la oleada ilegal de niños en la frontera.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.