EL MUNDO › CRITICó LA ESTRATEGIA OPOSITORA PARA PRIVATIZARLA

Lula defendió Petrobras

El ex mandatario encabezó un acto en apoyo a la petrolera estatal tras las nuevas denuncias de corrupción que circularon contra la empresa. Y volvió a cuestionar a la candidata Marina Silva.

Luiz Inácio Lula da Silva encabezó un acto en defensa de Petrobras tras las nuevas denuncias de corrupción que circularon la semana pasada contra esa empresa y volvió a cuestionar a la candidata socialista, Marina Silva, por su postura frente a la petrolera estatal. “Estoy presente aquí porque, cuando surgen algunas denuncias de corrupción contra Petrobras, muchas personas comienzan a tener vergüenza de vestir el uniforme de la empresa y yo insisto en hacerlo. No tengo vergüenza de esta camisa, que debe enorgullecer a los trabajadores y al pueblo brasileño por lo que Petrobras significa para el país”, manifestó el ex presidente de Brasil, que acompaña a la mandataria Dilma Rousseff en la campaña por la reelección.

El ex mandatario y líder del Partido de los Trabajadores (PT) afirmó que los obreros de Petrobras no pueden ser discriminados por el posible error cometido por algún dirigente y agregó que los funcionarios que incurrieron en irregularidades tienen que ser juzgados y condenados.

Lula afirmó que en sus discursos prefiere no hablar mal de otros políticos, en referencia a Silva –que fue su ministra de Medio Ambiente y ahora es candidata por el Partido Socialista Brasileño (PSB)–, pero que no puede dejar de defender a Rousseff, a quien escogió para sucederle en la Presidencia en 2010. “Puedo decir que estoy contra la candidata que hace oposición a Dilma. Porque ella va a terminar mostrando las inconsistencias de un programa de gobierno hecho a 500 manos, especialmente por economistas que dicen muchas bobadas”, aseguró el ex presidente.

El ex mandatario también señaló que a diferencia de los movimientos sociales y los partidos de izquierda, que defienden a Petrobras y no permitieron su privatización, la oposición se opone a un proyecto para que la empresa estatal alcance una producción de 4 millones de barriles anuales hasta el 2020 y para que se convierta en exportadora de combustibles y no sólo de crudo. Además de defender a Petrobras y de criticar la estrategia de la oposición para privatizarla, los sindicalistas apoyaron los planes de la empresa para explotar el presal, la gigantesca reserva descubierta en aguas muy profundas del Atlántico.

“Ya dije varias veces que en este momento no hay cómo sustituir los combustibles fósiles, principalmente el petróleo. Digo que hay que buscar otras fuentes, pero eso no significa que se pare de explotar petróleo, porque no hay cómo sustituirlo”, respondió Silva en una entrevista concedida el jueves pasado al diario O Globo. Y agregó que, en caso de ganar las elecciones, aprovechará para invertir en salud y educación y no dejará que los recursos sean desviados por la corrupción. “Lo que queremos garantizar con este acto y en las elecciones es que Petrobras seguirá siendo nuestra empresa, que el petróleo es nuestro y que el presal es nuestro”, dijo Lula ayer en su discurso.

El ex presidente de Petrobras José Eduardo Dutra, uno de los líderes del sindicato de la compañía estatal, acusó a la ex ministra de Medio Ambiente de querer entregarles a las multinacionales no sólo las riquezas del presal, sino también la propia Petrobras. La semana pasada, una nueva denuncia de un ex empresario de Petrobras detenido por corrupción salpicó la campaña y afectó a varios dirigentes petistas y de otros partidos. Paulo Roberto Costa, ex director de Abastecimiento de la petrolera, denunció que varios políticos integraban una red de lavado de dinero y que lo hacían a cambio de una reducción en su pena.

Desde el PT dijeron que si se corrobora esa información se castigará a los responsables, y ayer un juez federal citó a declarar al ex empresario detenido, a la CPI (Comisión Parlamentaria de Investigación) que indaga las irregularidades cometidas en Petrobras, mañana, consignó O Globo.

Cerca de 2000 manifestantes se concentraron en la plaza de Cinelandia de Río de Janeiro y marcharon a la sede de Petrobras, convocados por la Central Unica de los Trabajadores (CUT), en defensa de la petrolera, que en los últimos meses fue salpicada por denuncias de corrupción, aprovechadas en sus discursos por los candidatos de oposición en las elecciones presidenciales del 5 de octubre.

Compartir: 

Twitter
 

“Queremos garantizar que Petrobras seguirá siendo nuestra.”
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.