EL MUNDO › CAMERON HIZO UN LLAMADO A LOS ESCOCESES A VOTAR POR EL NO

“Será un doloroso divorcio”

El premier británico dijo que la separación significaría una nueva moneda para Escocia, familias separadas y pensiones reducidas.

 Por Jim Armitage, Nigel Morris y Chris Green *

David Cameron hizo un emotivo llamado al pueblo de Escocia para que rechace la independencia, diciéndoles que el Reino Unido no era sólo “cualquier país viejo” y que millones de personas estarían “totalmente desconsoladas” si se separaran. La apelación del primer ministro vino cuando se supo que los bancos británicos han estado moviendo en silencio millones de billetes al norte de la frontera para hacer frente a cualquier aumento de la demanda por los escoceses para retirar dinero en efectivo en caso de un voto por el Sí.

Fuentes dijeron a The Independent que los movimientos tuvieron lugar durante la última semana para asegurarse de que los cajeros no se quedasen sin dinero el viernes en caso de una reacción de pánico a un voto afirmativo. Los banqueros subrayaron que no había habido ninguna señal todavía de un aumento en la cantidad de retiro de dinero de las cuentas de ahorro o cajeros automáticos, y señalaron que el Banco de Inglaterra se comprometió a respaldar todas las cuentas por lo menos durante 18 meses después de la independencia.

Pero las preocupaciones de los clientes sobre la seguridad de su dinero aún persisten. Como resultado, parte de los planes de contingencia de los bancos fue la de enviar más dinero a lugares seguros en Escocia para estar listos ante un potencial aumento de la demanda. Una fuente de un banco dijo: “Estamos, por supuesto, controlando la situación muy de cerca, de hora en hora”. A medida que la campaña entra en sus últimas 48 horas, y las encuestas sugieren que el resultado es muy reñido, los dos campos preparan una campaña para ganarse el número de votantes indecisos. En Aberdeen, Cameron argumentó que la separación significaría una nueva moneda para Escocia, familias separadas, las pensiones reducidas y la creación de una frontera con Inglaterra. Dijo que la salida de Escocia de la Unión sería como “construir minuciosamente una casa y luego salir por la puerta y tirar las llaves”.

Cameron también dio un toque de pasión, que ha estado ausente en gran parte de la campaña del No: “Yo hablo en nombre de millones de personas a través de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte –y muchas en Escocia, también– que estarían totalmente desconsoladas por la ruptura con el Reino Unido, con el corazón totalmente roto al despertar el viernes a la mañana con el fin del país que amamos”. Dijo que el voto sería irreversible, y agregó: “La independencia no sería una separación de prueba. Sería un doloroso divorcio”.

Haciendo frente a la impopularidad de su partido en Escocia, advirtió sobre los peligros de un voto de protesta el jueves.”`Si yo no les gusto, no voy a estar aquí para siempre. Si no les gusta este gobierno, no va a durar para siempre. Pero si dejan el Reino Unido, será para siempre”, dijo. Cameron también rindió homenaje a la contribución de los escoceses al “mayor ejemplo de democracia que el mundo haya conocido jamás”, insistiendo en que el país “se había convertido en Gran Bretaña debido a la grandeza de Escocia”.

Pero Alex Salmond, ministro principal escocés, replicó: “La próxima vez que venga a Escocia no será para amar-bombardear o participar en un alarmismo desesperado de último minuto, y después del voto por el Sí será para participar en serias conversaciones post referéndum por los mejores intereses del pueblo de Escocia y el resto del Reino Unido, como se comprometió en el Acuerdo de Edimburgo”.

El líder laborista, Ed Miliband, pasará los próximos dos días en la campaña electoral en un intento de detener la deserción de simpatizantes del partido en el campo del Sí.

Mientras tanto, una serie de importantes figuras de la política y la economía de Estados Unidos advirtió a los escoceses contra un voto Sí. Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo que las consecuencias económicas serían “sorprendentemente negativas para Escocia, más aún de lo que el Partido Nacionalista está comunicando”. Dijo que sus pronósticos eran “tan inverosímiles que en realidad deberían ser descartados” y declaró que no había manera de que el Banco de Inglaterra estuviera de acuerdo en seguir siendo el prestamista de última instancia a una Escocia independiente.

El debate sobre cómo una Escocia independiente se defendería también se reavivó ayer por la publicación de una carta abierta firmada por más de 400 ex militares y sus mujeres, que afirman que abandonar el Reino Unido sería dejar al ejército del país “irresponsablemente debilitado”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

“Si dejan el Reino Unido, será para siempre”, dijo Cameron.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.