EL MUNDO › EL PRESIDENTE CATALáN INSISTIó CON UN REFERéNDUM VINCULANTE COMO EL ESCOCéS

Rajoy ratificó que Cataluña es española

Mas le envió una carta a Rajoy para invitarlo a establecer las condiciones de un diálogo permanente. Pero Rajoy contestó que la soberanía para decidir sobre la unidad recae en todos los españoles.

Artur Mas tendió la mano al gobierno español. En una rueda de prensa organizada en Barcelona, Mas aseguró que había enviado una carta a Mariano Rajoy para invitar al gobierno español a establecer las condiciones de un diálogo permanente. El gesto del jefe del Ejecutivo catalán llega dos días después de la gran votación simbólica del 9 de noviembre, en la que más del 80 por ciento de los participantes (1,86 millón de personas) se manifestó a favor de la independencia. Mas invitó a Rajoy a no ignorar la realidad catalana que, advirtió, en defensa de su derecho a decidir “es muy tozuda, muy constante y muy permanente”. El gobierno español no se demoró en responderle al jefe del Ejecutivo catalán y cerró las puertas a negociar un referéndum de autodeterminación en la región del norte española. “El derecho de autodeterminación que usted pide no es posible ni en esta Constitución ni en ninguna otra de las democracias de nuestro entorno”, disparó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que ensayó una respuesta en el Senado al vocero de la coalición nacionalista CiU de Mas, Josep Lluís Cleries.

El diálogo propuesto al gobernante Partido Popular tiene por objetivo organizar una consulta definitiva y políticamente vinculante sobre el futuro de Cataluña, con o sin España. Mas precisó que en las próximas semanas organizará una ronda de conversaciones con el conjunto de los partidos catalanes favorables al derecho a decidir para determinar la estrategia tras el 9-N, como llamaron los catalanes a esa jornada de votación tan esperada por algunos.

Sáenz de Santamaría insitió en marcar distancia con esa propuesta. “Si lo que quieren ustedes es la independencia de Cataluña, difícilmente vamos a llegar a un acuerdo, porque ya le digo yo ni este partido ni este gobierno va a prestar sus votos para una acuerdo de secesión”, sentenció la vicepresidenta en la Cámara alta. Desde el inicio del conflicto político a fines de 2012, el gobierno conservador de Rajoy se opuso firmemente a permitir un escrutinio de esas características, alegando que la soberanía para decidir sobre la unidad recae en el conjunto de los españoles, que es soberano para pronunciarse sobre el futuro de una de las 17 regiones de España.

Por esa razón impugnaron en dos ocasiones la votación independentista convocada por Mas que, finalmente, optó por celebrarla incluso a costa de desobedecer al Tribunal Constitucional, acción que es investigada por la fiscalía española. Fortalecido por las cifras del domingo, que aun así sólo representan un 35 por ciento del censo de esta región de 7,5 millones de habitantes, el objetivo del presidente regional sigue siendo el mismo: celebrar un referéndum de autodeterminación vinculante en Cataluña y acordado, si se puede, con el gobierno español, tal como ocurrió en Escocia (Reino Unido) el 18 de septiembre o en Quebec (Canadá) en 1995.

“Lo que tenemos entre manos sólo se puede resolver desde la alta política y el sentido de Estado”, subrayó Mas. “Nosotros no vamos a renunciar a este objetivo”, advirtió el presidente de una región donde el independentismo creció en los últimos años a la sombra de la crisis económica y el creciente conflicto político con el gobierno español. Especialmente relevante parece el acuerdo que Mas pueda obtener con la izquierda independentista de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), sus principales aliados en este proceso hasta hace pocas semanas. Segunda fuerza parlamentaria en la región, ERC reclama la convocatoria inmediata de unas elecciones regionales para las que se ven favoritos y, en caso de obtener una mayoría independentista, declararla unilateralmente.

Pero para Mas, unos comicios regionales sólo serían válidos con una lista única de los partidos independentistas que permita calibrar nítidamente el apoyo a la secesión. Aun así, es una opción plausible si Madrid no cede.

Compartir: 

Twitter
 

Rajoy dijo que no negociará con el gobierno catalán.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.