EL MUNDO › EX PRISIONERO DE GUANTáNAMO

Un sirio charrúa

Uno de los seis ex prisioneros de Guantánamo que llegaron a Uruguay como refugiados en diciembre viajó a la Argentina y exhortó al gobierno de Cristina Kirchner a que reciba a presos de la cárcel estadounidense, en declaraciones brindadas a medios alternativos en Buenos Aires difundidas ayer. El ciudadano sirio Jihad Diyab, que llegó a Buenos Aires en las últimas horas, se declaró en huelga de hambre y acudió a la Justicia estadounidense para hacer valer su derecho a no ser alimentado a la fuerza durante su reclusión en Guantánamo. “Nunca voy a olvidar a los compañeros que están allá y por eso es que vine acá para luchar. El gobierno argentino puede recibir presos de Guantánamo de forma humanitaria”, consideró Diyab en una entrevista concedida a periodistas de Radio Gráfica, Radio Madres, Barricada TV y Resumen Latinoamericano.

Diyab llegó a Uruguay en diciembre, junto al tunecino Abdul Bin Mohammed Abis Ourgy, de 49 años, el palestino Mohammed Tahanmatan (35) y los sirios Ahmed Adnan Ahjam (37), Ali Hussain Shaabaan (32), Omar Mahmoud Faraj (39), luego de permanecer más de una década en la prisión estadounidense instalada en suelo cubano. Concedió la entrevista vestido con el uniforme anaranjado que usó en Guantánamo. “Esta ropa es parte de mí. Antes de salir me dijeron que me cambie y me vista con un traje marrón. Yo me lo puse encima de éste porque es simbólico y muy importante para mí”, dijo en árabe con la traducción de un tunecino que reside en Argentina.

Diyab exhortó a los estadounidenses a cambiar su visión de los detenidos de la cárcel que se encuentra en territorio cubano. “Me gustaría decirle al pueblo estadounidense que les presentaron a los presos de Guantánamo como combatientes enemigos y noso-tros fuimos detenidos en nuestras casas”, sostuvo. Y aseguró que el verdadero enemigo de los estadounidenses es la propia política de su gobierno. El traslado de los presos detenidos en la prisión que Washington mantiene abierta, a pesar de las promesas de Barack Obama de cerrarla, a Uruguay es el primero desde Guantánamo a un país latinomericano. En el centro de detención, donde se han denunciado torturas cometidas contra los presos, y que fue inaugurado en 2002, quedan todavía privados de su libertad al menos 100 detenidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.