EL MUNDO › EN UN PLEBISCITO VINCULANTE, LOS VOTANTES DECIDEN HOY SI REFRENDAN O NO EL ACUERDO DE PAZ CON LAS FARC

Voto a voto, Colombia marcha en camino a la paz

Con un SÍ en el plebiscito, se garantizará que las FARC dejen las armas y se implementen grandes transformaciones para Colombia en materia de Tierras, Cultivos de uso ilícito, Participación Política, Justicia y Fin del Conflicto.

 Por Katalina Vásquez Guzmán

Desde Bogotá

La historia está en manos de los colombianos. En las urnas, el pueblo colombiano decide hoy si aprueba el acuerdo de paz para que la guerrilla de las FARC entregue las armas y continúe su lucha en la democracia. El Plebiscito fue convocado por gobierno cumpliendo uno de los principios del Proceso de Paz desarrollado durante cuatro años en La Habana, que, a diferencia de negociaciones anteriores con otras guerrillas y con paramilitares, se comprometió a validar los acuerdos con los colombianos habilitados para votar.

Aunque sectores de derecha como el Centro Democrático liderado por el ex presidente Álvao Uribe y personalidades de clase alta han impulsado un rechazo al Acuerdo Final de Paz que se firmó este lunes 26 de septiembre en Cartagena, el optimismo copó las calles y zonas rurales de Colombia, donde se ha sufrido el horror de la guerra. Quienes han perdido a sus seres amados en más de medio siglo de conflicto interno a manos de los grupos ilegales y el Estado mismo, son los más interesados en aprobar el Acuerdo de Paz pues, con un SÍ en el plebiscito, se garantizará que las FARC dejen las armas y se implementen los acuerdos pactados en La Habana que traerían grandes transformaciones para Colombia en materia de: Tierras, Cultivos de uso ilícito, Participación Política, Justicia, y Fin del Conflicto.

“Con las esperanzas puestas en el mañana iniciamos otra etapa en la historia de nuestro país, una etapa que esperamos sea mucho mejor que la anterior”, le cuenta a Página/12 Marta Soto, del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado quien hoy vota SÍ “como un homenaje a nuestras víctimas y a mi hermano Jorge desaparecido en Bogotá, en 1985”. Alejandra Balvín, quien también busca a su hermano y a su padre desaparecidos, ve en los acuerdos de La Habana la esperanza de hallar no solo a sus hombres sino la verdad sobre los 45 mil desaparecidos en Colombia.

“Votar SI es abrir una puerta y tener una esperanza y de que las familias que tenemos desaparecidos empecemos a tener un descanso, es dar un gran paso, primero, porque las FARC dejan las armas, pero también porque otros responsables del conflicto podrán aportar la verdad”, expresa la joven habitante de una comuna de Medellín. A quienes, en las ciudades capitales promueven votar por el no, Alejandra les pregunta si están dispuestos a enviar sus hijos a la guerra, con la certeza de que hoy el SÍ arrollará en los conteos.

A las cuatro de la tarde se cierran las votaciones para las cuales está funcionando una Misión de Observación Electoral que verificará el plebiscito y cuenta con 200 observadores de 25 países, entre ellos expresidentes latinoamericanos y varios premios Nobel de paz. Un total de 34 millones de colombianos están habilitados para votar, y para que el plebisicito sea aprobado deberá votar al menos el 13 por ciento de ellos, es decir, poco más de 4,5 millones. De estos, la mayoría deberá aprobar el Acuerdo Final para la Construcción de una Paz Estable y Duradera.

El ambiente favorable al plebiscito comenzó en incremento este fin de semana, pues a lo largo de la semana las FARC realizaron pedidos públicos de disculpas en Bojayá, donde por una acción suya un centenar de personas afrodescendientes fueron asesinados, y en Apartadó, donde en el sector La Chinita 35 ciudadanos fueron masacrados por esa guerrilla. Allí, víctimas aceptaron el pedido de perdón de Ivan Marquez, Pastor Alape y Benkos Biojó quienes se abrazaron a las mujeres que lucían remeras con el mensaje: “Las víctimas sí perdonamos.” Desde Apartadó, María Soledad Mosquera le dijo a Página/12 que recibió con honestidad la solicitud de perdón de la guerrilla, y que “ahora más que antes estoy convencida de que debemos votar sí, pues mi hermano murió, mi madre y tantos amigos a causa de esta guerra, y al menos nuestros hijos y nietos tendrán la esperanza de otro futuro”.

Entre tanto, ayer las FARC hicieron saber que, en cuanto entreguen las armas, harán un inventario de sus bienes y entregarán recursos para la reparación económica de las víctimas. “Esto muestra que estamos cumpliendo los acuerdos, que todo va a operar como está previsto y que nunca le hemos mentido a Colombia, siempre dijimos que habría reparación material”, afirmó al respecto Humberto de La Calle, jefe del equipo negociador del gobierno en los Diálogos de La Habana.

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes universitarios participan de una manifestación en apoyo al SI en Bogotá.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.