EL MUNDO › EL ESCANDALO QUE COMPROMETE CADA VEZ MAS A EE.UU.

Terrorismo de la CIA y el FBI

Por José Manuel Calvo*
Desde Washington

El cubano Luis Posada Carriles fue reclutado por la Agencia Central de Inteligencia y mantuvo además contactos con el FBI desde los años 60 hasta junio de 1976, según los documentos oficiales facilitados por la organización privada Archivo Nacional de Seguridad. De esos documentos se deduce que Posada asistió al menos a dos reuniones en las que se habría planeado la colocación de una bomba en el avión de pasajeros cubano que estalló el 6 de octubre de 1976 y en el que murieron 73 personas. En uno de los papeles desclasificados del FBI, fechado un día después del atentado, se dice que una fuente confidencial no identificada “prácticamente admite que Posada y Bosch (otro exiliado cubano que vivía también en Venezuela) habían tramado la colocación de la bomba en el avión”. Ambos lo negaron en varias ocasiones.
Aparentemente, Posada entró hace algo más de un mes en EE.UU. utilizando un pasaporte falso y desde entonces estaría en la zona de Miami. Según Peter Kornbluh, del Archivo Nacional de Seguridad, el caso “plantea un desafío directo a la política antiterrorista del gobierno”, porque las declaraciones del presidente Bush sobre el uso de la violencia y el refugio de terroristas han sido continuas y claras y porque, en su opinión, “los documentos despejan cualquier duda sobre el hecho de que Posada ha sido uno de los más perseverantes suministradores de violencia terrorista de todo el mundo”. El FBI ha dicho que no busca activamente a Posada, pero que lo haría si recibiera información sobre su paradero. Posada escapó de una cárcel venezolana en 1985 para ir a El Salvador y trabajar, bajo el alias “Ramón Medina”, para la “contra” que hostigaba al gobierno sandinista de Nicaragua. En 1988 declaró a una periodista de The New York Times que era responsable de los atentados contra varios hoteles de La Habana en los que murió un empresario italiano y 11 personas resultaron heridas. Posteriormente, estuvo encarcelado en Panamá tras el intento de atentado contra Fidel Castro, en diciembre de 2000, y fue puesto en libertad hace nueve meses.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.