EL MUNDO

El general que se volvió un Contreras para Pinochet

El general Contreras, ex jefe de la DINA, reveló ayer datos de 580 desaparecidos y acusó a su ex jefe.

La traición, en un delito, puede tener patas cortas. Porque quien la comete nunca podrá estar seguro de no ser traicionado a su vez. Ese parece ser el destino del ex dictador chileno Augusto Pinochet a manos del general Manuel Contreras, ex jefe de su policía política, la tenebrosa DINA, quien ayer, en un gesto sin precedentes, culpó a su antiguo superior por los crímenes atribuidos a sus agentes y reveló el paradero de 580 desaparecidos, muchos de los cuales fueron lanzados al mar en Chile y la Argentina.
En una inédita confesión que remitió a una notaría de Santiago, el fundador de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) afirmó que la responsabilidad por los actos de sus agentes secretos debe adjudicarse “al comandante en jefe del ejército y presidente de la República de la época, general Augusto Pinochet”. También incluyó en estos actos “a los comandantes en jefe de las respectivas instituciones armadas y de orden” y a quienes “formaban parte de los diferentes ministerios en los cargos más altos” durante el régimen militar (1973-1990). “Esta noticia es realmente impactante y confirma lo que hemos dicho durante tantos años”, dijo Mireya García, vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.
Contreras permanece encarcelado en el penal Cordillera, en la zona este de Santiago, donde cumple una condena a 12 años de prisión. “He resuelto desarrollar este trabajo, que tiene calidad de informe sobre determinadas materias de interés nacional, para ponerlo a disposición y conocimiento de todos los poderes del Estado y especialmente para la información pública de mis conciudadanos”, dijo el informe de Contreras. En unas 30 páginas, el documento contiene los nombres de 580 desaparecidos sepultados clandestinamente, desde donde algunos cuerpos fueron sacados por los militares y lanzados al mar principalmente en la zona de Los Molles, al sur de la ciudad de Coquimbo y a 400 km al norte de Santiago. El informe consigna los casos de numerosos chilenos detenidos en la Argentina durante las dictaduras militares en ese país y lanzados al mar “en tambores que eran rellenados con cemento”. Pinochet desligó toda responsabilidad en sus subordinados, por lo que Contreras declaró en septiembre pasado: “Nos dejó absolutamente solos. Perdió la oportunidad de haber sido un líder, de hacer lo que dijo, que no le tocarían a ningún hombre. No lo cumplió”, agregó en esas declaraciones a la revista El Sábado del diario El Mercurio.

Compartir: 

Twitter
 

El general Contreras, en una foto de enero último.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.