EL PAíS › ENCUENTRO DE LA CENTROIZQUIERDA EN FERRO

Todos contra Bush

El espacio busca acordar una jornada de protesta para junio y un paro contra Bush en noviembre.

 Por Miguel Jorquera

La asamblea nacional del Encuentro por la Soberanía Popular tratará hoy –en Ferro Carril Oeste– la aprobación de un programa común que contemplaría una jornada nacional de protesta por la “justa distribución de la riqueza” en junio y un paro y movilización para repudiar la política exterior estadounidense, cuando George W. Bush llegue en noviembre a nuestro país para participar de la Cumbre de las Américas. Así, el espacio nacido en Rosario y que nuclea a distintos sectores de centroizquierda buscará sortear la urgencia de varios de sus integrantes por cerrar alianzas para las elecciones legislativas de este año, además de profundizar los acuerdos programáticos y su expansión territorial con vistas a convertirse en una “alternativa política” para el 2007.
Después de 54 asambleas en distintas regiones del país, en las que –según afirman sus organizadores– participaron más de 10 mil personas, el Encuentro por la Soberanía Popular intentará amalgamar en una asamblea nacional un acuerdo programático alrededor de tres ejes políticos y sociales: la justa distribución de la riqueza y el ingreso, la defensa de la soberanía nacional y el impulso de la democracia participativa. “La confluencia debe ser sobre qué es lo que hay que hacer para revertir la inequidad social en el país”, dijo a Página/12 Claudio Lozano, dirigente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y uno de los fundadores del nuevo espacio.
El encuentro en Ferro tendrá la característica asamblearia de los anteriores plenarios y algunas limitaciones: después de Cromañón, el gobierno porteño restringió la capacidad del microestadio del club a sólo 2500 personas. “Habrá una tribuna para 700 compañeros que vendrán en representación del interior: del noroeste, Cuyo, Corrientes, Santa Fe, la Patagonia y localidades lejanas de la provincia de Buenos Aires. El resto será para el área metropolitana que, además de Capital y el conurbano, comprende conglomerados como el Gran La Plata y la zona de Zárate-Campana”, afirmó a este diario uno de los responsables de la organización.
Allí, junto a las distintas vertientes sociales, sindicales, culturales, empresarias y religiosas, también estarán presentes los dirigentes que impulsaron el nuevo espacio: un amplio abanico político que abarca a peronistas, radicales, socialistas, comunistas e independientes. A los que ahora se sumará un conjunto de agrupaciones que se distanciaron del Bloque Piquetero Nacional, como los movimientos Teresa Rodríguez y Territorial de Liberación y las organizaciones Martín Fierro y Libres del Pueblo.
El debate programático y de un plan de acción conjunto intentará postergar, por ahora, la definición de transformar al Encuentro en un frente político electoral. Aunque desde su conformación –a fines del año pasado en Rosario– sus fundadores auguraron un “trabajo a largo plazo para construir una herramienta capaz de cambiar el poder en la Argentina”, muchos de sus integrantes buscan concretar alianzas electorales para octubre, dentro y fuera del nuevo espacio, que le permitan mantener su propia identidad política.
“Quizás el escollo más importante a sortear ahora es que la urgencia electoral no nos haga perder de vista los objetivos que nos trazamos ni que vaya en contra de la diversidad social e ideológica que hemos alcanzado hasta ahora en el Encuentro”, confió a Página/12 uno de sus fundadores.

Compartir: 

Twitter
 

El Encuentro por la Soberanía Popular se gestó en Rosario.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.