EL PAíS › EL AGENTE PENITENCIARIO QUE BALEO A UN DESOCUPADO

Juicio al agresor de un piquetero

En el Tribunal Oral Criminal número 5 de Lomas de Zamora comenzó ayer el juicio oral y público a un oficial del Servicio Penitenciario Federal (SPF) acusado de haber baleado a un piquetero en Lanús en abril de 2002. Se trata del oficial Gustavo Antonio Cabrera, quien hirió de un balazo en el pecho a Juan Arredondo –un desempleado de 42 años– cuando éste participaba de una protesta piquetera frente a la municipalidad, mientras los demás manifestantes cortaban la avenida Hipólito Yrigoyen y le impedían circular con su motocicleta.
La fiscal del caso, Marcela Dimundo, acusó a Cabrera del delito de “lesiones graves”, que tiene una pena de uno a seis años de prisión. Por su parte, el letrado patrocinante de Arredondo, Claudio Pandolfi (de la Correpi), anticipó que pedirá una condena por “tentativa de homicidio”, que tiene una pena de cuatro años y medio a quince. El tribunal, integrado por los jueces Hugo van Shilt, Guillermo Piume y Hugo Pianta, escuchó inicialmente la declaración de Arredondo y luego comenzó la ronda de los testigos de las partes, que son cerca de 20. Entre ellos fueron citados el intendente de Lanús, Manuel Quindimil, y su entonces secretaria de Empleo, Mónica Berutti. Al mismo tiempo, integrantes del Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de Lanús, junto a otros movimientos de zona sur nucleados en el Frente Popular Darío Santillán, realizaron una movilización frente a la sede de los Tribunales de Lomas de Zamora, ubicada en Larroque y Camino Negro.
En apoyo de Arredondo, quien también integra el MTD, quemaron cubiertas frente a la entrada de los Tribunales, acceso que fue cerrado, y en las calles adyacentes, donde se cortó el tránsito pero sin que se registraran incidentes con la policía.
El episodio se produjo el 15 de abril de 2002, cuando decenas de piqueteros cortaban la avenida Yrigoyen para reclamar el pago de planes Trabajar. Según la acusación, Cabrera (que estaba de civil) quiso pasar a bordo de una motocicleta por el lugar, pero los piqueteros se lo impidieron. Fue entonces que sacó su arma calibre 9 milímetros y disparó contra los manifestantes, hiriendo a Arredondo de un balazo que le perforó un pulmón. El agente penitenciario fue detenido por personal de la comisaría primera de Lanús, mientras los piqueteros incendiaron la moto en que circulaba, a contramano, por la avenida. Cabrera adujo que efectuó los disparos para defenderse de los piqueteros que lo agredían. Se estima que el juicio se extenderá hasta el viernes 18.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.