EL MUNDO

La Paz no es muy pacífica

En un clima político y social que se deteriora a pasos agigantados, el presidente boliviano, Carlos Mesa, decidió suspender la convocatoria al Encuentro por la Unidad Nacional, mientras sectores sociales y sindicales anuncian la profundización de las protestas desde el lunes próximo. Y la detonación de un artefacto dinamitero de baja intensidad frente a la sede de la empresa brasileña Petrobras en Santa Cruz de la Sierra ha enrarecido el clima que se vive en esta ciudad del oriente boliviano, embarcada en una ofensiva autonomista promovida por las elites locales, pero con apoyo social. Un grupo autodenominado Frente de Lucha Anticorrupción se atribuyó el atentado dinamitero.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.