EL MUNDO › ANUNCIARON EL REPLIEGUE DE DOS BRIGADAS DE COMBATE

¿Quién dijo que no íbamos a dejar Irak?

Los soldados empiezan a irse a casa. Estados Unidos anunció ayer que retirará de Irak a dos brigadas de combate, que suman alrededor de 7500 soldados, antes de mediados del año próximo, en una nueva jornada violenta en la que insurgentes mataron al menos a 21 personas. En una visita sorpresiva al bastión insurgente de Faluya, al oeste de Bagdad, el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, dijo a las tropas de su país acantonadas en esa ciudad que el presidente George W. Bush autorizó reducir efectivos por debajo del nivel de los 138.000 que prevaleció todo el año.
“El presidente Bush autorizó un ajuste de las brigadas de combate en Irak de 17 a 15”, dijo Rumsfeld al anunciar lo que probablemente sea la primera de una serie de reducciones de tropas norteamericanas en Irak en 2006, según los analistas. El anuncio llega una semana después de las elecciones legislativas en Irak y un día después de que el primer ministro británico, Tony Blair, también en visita sorpresiva a Irak, insinuase un inicio de retirada de tropas para el año que viene. “No queremos dejar aquí nuestros soldados más de lo absolutamente necesario”, dijo Blair. El premier rechazó fijar un calendario de retirada, pero el diario The Sun dijo que podría comenzar en mayo.
El Pentágono tampoco quiere establecer un calendario y dice que la reducción de tropas dependerá del desarrollo de las fuerzas de seguridad iraquíes. Reducciones adicionales serán consideradas “en algún punto en 2006”, luego de que el gobierno iraquí haya asumido y “esté preparado para discutir el futuro”, afirmó Rumsfeld. Sin embargo, el asesor de Seguridad Nacional iraquí, Muafak al Rubai, dijo que la retirada de las tropas de la coalición internacional liderada por Estados Unidos comenzará en 2006 con la salida definitiva de más de 50.000 soldados. “Después (de los 7500 anunciados por Rumsfeld), y a lo largo del próximo año, más de 50.000 soldados de la fuerza multinacional abandonarán Irak, con lo que su número se reducirá a menos de 100.000. Será entre enero y diciembre de 2006”, señaló. “Creemos que el ejército y la policía iraquíes están preparados para asumir parte de las responsabilidades de seguridad que en estos momentos tiene la fuerza internacional”, subrayó Al Rubai, afirmando así una eventual retirada de gran parte de la coalición.
Por otro lado, al menos 21 personas murieron ayer en acciones insurgentes en la jornada más cruenta en Irak desde las comicios parlamentarios de la semana pasada. El atentado más grave ocurrió en una mezquita chiíta de la ciudad de Balad Ruz, donde un suicida causó la muerte de diez personas con una bicicleta cargada de explosivos. En un ataque lanzado contra un puesto de control en Odheim, 45 km al norte de Baba, ocho soldados iraquíes murieron y 17 resultaron heridos. Además, tres soldados estadounidenses murieron en dos ataques rebeldes en Bagdad y un diplomático de Sudán y otros cinco ciudadanos de ese país fueron secuestrados por insurgentes en la capital iraquí.

Compartir: 

Twitter
 

Donald Rumsfeld empieza a sonar a la defensiva.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.