EL MUNDO

Khatami advirtió en Chicago que el fanatismo de Bush genera terrorismo

En un discurso a la comunidad musulmana de Estados Unidos, el ex presidente iraní, respetado por sus posiciones moderadas, señaló que el crecimiento del extremismo en Medio Oriente se debe a las políticas neoconservadoras de Bush.

 Por Robert Fisk *
Desde Chicago

Mientras la “guerra contra el terrorismo” arde por todo el mundo musulmán, uno de los líderes con más principios del Islam –el ex presidente iraní Mohammad Khatami– hizo una grave advertencia ayer desde el propio corazón de Estados Unidos, el país cuyas tropas y aliados están peleando contra los islámicos en Medio Oriente, en una guerra que les está costando la vida a miles de musulmanes.

“Las políticas de los neoconservadores han creado una guerra que crea más extremistas y más radicales”, dijo a The Independent. “Los sucesos del 11-9 les dieron la habilidad de crear miedo y ansiedad... Y de crear nuevas políticas. Ahora, los sucesos están creando una expansión de los extremistas de los dos lados. Hay una lucha para dominar el mundo de manera multilateral. Estamos siendo testigos de una guerra, con supresión de un lado y una reacción extremista en forma de terror del otro.” Khatami podría aparecer como una figura extraña en el restaurante de uno de los hoteles más lujosos de Chicago, vestido con su turbante negro y una túnica larga, y con unos anteojos que le dan la apariencia de profesor universitario (como alguna vez lo fue). Sin embargo, es el profeta de Irán, un hombre cuyas demandas de una democracia y una sociedad civil en casa fueron demasiado para los ascéticos clérigos que rodean al líder supremo, el ayatola Khamenei. No obstante, es muy importante en el mundo sunnita y en el chiíta en su calidad de filósofo y académico. Probablemente por eso la administración Bush le dio una visa.

Su último mensaje fue el más duro que haya enviado al mundo musulmán y a Occidente. El ex presidente dijo: “Debemos encontrar formas de confrontar a esta gente, de los dos lados. Necesitamos que la opinión pública sea influenciada... Y ahora, las políticas de los neoconservadores han creado este tipo de guerra”.

Khatami defendió la postura iraní en la crisis nuclear entre Occidente y Teherán. Cuestionó que a Israel se le permita tener armas nucleares, mientras se niega a firmar el acuerdo de no proliferación. Pero no excusó a los responsables de lo que denominó “los inhumanos ataques terroristas” del 11 de septiembre del 2001. “Fui uno de los primeros funcionarios en condenar este acto barbárico... Ese infierno sólo intensificaría el extremismo y el unilateralismo, y no tendría otro resultado que retardar la justicia, la rectitud intelectual y a la humanidad”, aseguró.

Dirigiéndose a 15 mil musulmanes estadounidenses durante el fin de semana, Khatami también lanzó un claro ataque contra la influencia que tiene el lobby israelí sobre la política de Estados Unidos. “Desafortunadamente somos testigos de la emergencia de políticas que están intentando confiscar la opinión pública para explotar toda la grandeza de la nación y del país estadounidense... políticas que son el resultado de un punto de vista, que a pesar de no tener un status en la arena pública estadounidense –en cuanto a números se trata–, utiliza grupos lobbistas decisivos y centros influyentes para usar todo el poder y la riqueza de Estados Unidos en su propio interés e implantar políticas fuera de las fronteras estadounidenses. Estas políticas no tienen ninguna relación con el espíritu de la civilización angloestadounidense y las aspiraciones de los padres fundadores o su Constitución, y sólo causan crisis tras crisis en nuestro mundo.” Cuando habló de “la vasta y abarcadora presencia de potencias que expresan su preocupación por el mundo, pero implementan políticas orientadas a devorárselo”, hubo una sensación de shock entre su audiencia. No esperaban tal denuncia épica de la hegemonía estadounidense de una divinidad conocida más por su compasión que por su ira.

“Cualquier cambio o transformación popular democrática que está fuera de su área de influencia no es aceptable –explicó–, ya que les parece más conveniente negociar con posturas y regímenes no nacionalistas e impopulares, en vez de los populares, que naturalmente tienden a preocuparse por el bienestar y la integridad de su gente.” Por eso, Khatami rechazó el llamado de Estados Unidos para instalar la “democracia” en el “nuevo” Medio Oriente.

No hace falta decir que los principales canales de noticias estadounidenses sólo dedicaron algunos segundos a sus palabras. En Washington, la sabiduría de Khatami no es requerida.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Laura Carpineta.

Compartir: 

Twitter
 

Khatami obtuvo una visa para ingresar a Estados Unidos porque lo consideran un moderado.
 
EL MUNDO
 indice
  • Khatami advirtió en Chicago que el fanatismo de Bush genera terrorismo
    Por Robert Fisk Desde Chicago
  • EL PRESIDENTE BOLIVIANO BUSCA SUMAR A LAS FF.AA.
    Evo seduce a los militares
    Por Pablo Stefanoni Desde La Paz

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.