EL MUNDO

Alta tensión en el frente libanés

Ayer se levantó el bloqueo marítimo, pero hubo incidentes en la frontera entre el ejército israelí y milicianos chiítas.

“El bloqueo naval a el Líbano ha sido levantado”, afirmó ayer Miri Eisin, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert. Así, un día después de levantar el bloqueo aéreo, Israel puso fin también a ocho semanas de bloqueo marítimo. Barcos franceses, italianos y griegos comenzaron a patrullar las costas del país árabe ayer al mediodía, en espera del despliegue de una flota alemana que tomará el control de la parte marítima de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Finul) en las próximas dos o tres semanas. En tanto, soldados israelíes detuvieron a seis hombres en la zona sur del Líbano.

Israel había levantado el bloqueo aéreo el jueves por la tarde, pero prolongó el bloqueo marítimo a causa de las dificultades jurídicas para definir la misión de la fuerza naval temporal. Las dificultades se resolvieron ayer. “El bloqueo marítimo y aéreo terminó. Un almirante italiano asume en este momento el control de las aguas territoriales bajo mandato de la ONU y con el acuerdo del gobierno libanés”, dijo Massimo D’Alema, el jefe de la diplomacia italiana.

El gobierno israelí confirmó la noticia. “La fuerza naval de la ONU, dirigida por Italia, tomó la responsabilidad del sector en coordinación total con el ejército israelí y hará aplicar el embargo sobre las armas destinadas al Hezbolá en Líbano”, precisó Eisin. Este embargo está previsto en la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que puso fin el 14 de agosto a más de 30 días de combates entre Israel y la milicia chiíta Hezbolá, desencadenados por el secuestro de dos soldados israelíes por parte de Hezbolá en la frontera entre Líbano e Israel.

En un comunicado difundido en Nueva York, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, saludó el despliegue de la fuerza naval multinacional, señalando que colaborará en “asegurar la frontera marítima y los puntos de entrada marítima a el Líbano”.

El primer día de cese del bloqueo tuvo, sin embargo, sus críticas. Las fuerzas navales israelíes interceptaron un barco sin identificar a 60 millas de la costa libanesa y le impidieron continuar hacia el puerto de Beirut. El ejército libanés no tardó en criticar a Israel. “Esta es una violación de la resolución 1701 de las Naciones Unidas y el anuncio del levantamiento del bloqueo marítimo”, sostuvo la declaración del ejército.

Más allá de la buena noticia del cese del bloqueo, ayer se vivieron horas de tensión en el sur del Líbano. Cinco hombres fueron arrestados en Aita al Shaab y un sexto en Marwaheen. Ambas localidades todavía se encuentran bajo control israelí. De acuerdo con informes libaneses, entre los hombres se encuentran un colaborador de las fuerzas de seguridad libanesas y varios maestros que inspeccionaban una escuela.

Los israelíes se defendieron ante las denuncias de que las personas fueron secuestradas. “No hay secuestrados. Ha habido un incidente al sur de la aldea libanesa de Aita al Shaab, cuando una patrulla ordinaria del ejército israelí detectó a cinco milicianos armados. Ahora están siendo interrogados”, dijo una portavoz militar.

En tanto, la fuerza multinacional de la ONU continúa su despliegue en el sur del Líbano, reemplazando a los militares israelíes que se encuentran en la zona. El ministro israelí de la Defensa, Amir Peretz, confirmó que Israel pretende retirar todas sus tropas del Líbano de aquí a dos semanas al recibir al jefe de la diplomacia alemana Frank-Walter Steinmeier, de visita en Jerusalén. En tanto, el Congreso español respaldó el jueves por unanimidad el envío de hasta 1100 militares al Líbano, de los cuales la mitad partieron ayer con ese rumbo.

La diplomacia también sigue su camino. Los países europeos y Rusia intensificaron esta semana sus esfuerzos para mantener y consolidar el alto el fuego en el Líbano e intentar revitalizar el proceso de paz con los palestinos.

En los últimos días, los jefes de las diplomacias de Italia, Rusia y Alemania se sucedieron tanto en el Líbano, como en Israel y Cisjordania, mientras que el primer ministro británico, Tony Blair, es esperado hoy en la noche en Israel y el lunes en Beirut para intentar reflotar el proceso de paz.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados del ejército libanés asumen posiciones en el sur del país.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.