EL MUNDO › EN CAMPAÑA, HABLO DE LA “PODREDUMBRE REINANTE”

Cardoso fue muy duro con Lula

En su ataque más duro hasta ahora en contra de su sucesor, el ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) criticó ayer “la podredumbre reinante” en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva. La acusación fue hecha en una extensa carta publicada en el sitio de Internet de su formación política, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Lula es favorito para la reelección en los comicios del 1º de octubre pese a los escándalos de corrupción que rodean su formación política, el Partido de los Trabajadores (PT).

“La podredumbre que encubre a la política nos está transformando en sombras. Necesitamos mostrar nuestra cara”, dijo Cardoso en una carta dirigida a los miembros del PSDB. “El propio presidente (Lula), que es responsable por los ministros, al no haber actuado para destituirlos ni siquiera después de saber de los hechos, es susceptible de ser acusado del delito de responsabilidad”, dijo Cardoso. El ex presidente consideró que esos delitos son muy graves. “Mucho más que simplemente corromper personas, se corrompió a una institución, al Congreso nacional”, agregó.

Cardoso se refería al escándalo del “mensalao”, o pagos encubiertos, que estalló a mediados de 2005 por denuncias de un diputado de que el oficialista PT había pagado sobornos a decenas de diputados. El PT negó esas denuncias, aunque reconoció que creó una contabilidad paralela para financiar campañas electorales, un delito menor, pues no presupone desvío de fondos públicos. La crisis provocó la renuncia de José Dirceu, el ministro jefe de la Casa Civil y principal asesor político del gobierno, y de los principales dirigentes del PT.

El procurador general de Brasil solicitó en abril al Supremo Tribunal Federal la acusación formal de 40 personas, entre ellas Dirceu, por haber formado una banda que habría practicado evasión de divisas, evasión fiscal y lavado de dinero para la compra de apoyo político. El procurador general no emitió sin embargo ninguna sospecha sobre Lula, que dijo no estar al tanto de las acciones de sus más cercanos colaboradores.

En la carta, Cardoso dice sentirse cada vez más indignado cuando ve a Lula consolar a aliados que cometieron irregularidades con la disculpa de que “todos los políticos son iguales o, entonces, en versión más sofisticada de esa falta de vergüenza, alegando que la culpa es del sistema”. Cardoso se refirió a las declaraciones en las que el actual mandatario, al ser interrogado sobre las irregularidades del PT, aseguró que su partido tan sólo hace lo mismo que todos los demás partidos de Brasil. Lula ha defendido una reforma política para superar los problemas que llevaron al PT, partido que fundó en 1980 y con el que gobierna desde 2003, a recaudar recursos no declarados para financiar sus campañas.

Además, el ex mandatario defendió al candidato del PSDB a la presidencia, Geraldo Alckmin, al que los sondeos atribuyen el 27 por ciento de las intenciones de voto, frente al 51 por ciento de Lula. Según las encuestas, pese a que Alckmin es el principal rival del actual jefe de Estado, Lula grandes posibilidades de garantizar su reelección sin necesidad de disputar una segunda vuelta.

El PT salió a defenderse de las declaraciones de Cardoso. “Los ataques torpes del ex presidente Fernando Henrique al presidente Lula demuestran su incapacidad para portarse de acuerdo con su condición de ex mandatario de la República”, indicó en una nota Ricardo Berzoini, el presidente del PT.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.