EL MUNDO › NORCOREA NO ACATARA LAS SANCIONES

“Dialogar o combatir”

El régimen norcoreano dijo ayer que estaba listo tanto para dialogar como para combatir con la comunidad internacional, tras la aprobación de sanciones en el Consejo de Seguridad.

 Por José Reinoso *
Desde Pekín

Estados Unidos confirmó ayer, por primera vez, la prueba nuclear norcoreana del pasado lunes 9 de octubre. El anuncio de Washington coincide con un intenso despliegue diplomático en Asia para comprobar cómo los diferentes gobiernos piensan implementar las sanciones contra Corea del Norte aprobadas por el Consejo de Seguridad. Por su parte, Pyongyang afirmó ayer que no acatará las sanciones impuestas por las Naciones Unidas y que está preparada “tanto para el diálogo como para el combate”.

La Agencia Nacional de Inteligencia (CIA) anunció que las muestras aéreas recogidas la pasada semana contenían materiales radiactivos, que prueban que Corea del Norte llevó a cabo una explosión nuclear bajo tierra. Según la oficina del director de la CIA, John Negroponte, el tamaño de la explosión norcoreana fue de menos de un kilotón, lo que indica que se trató de una explosión comparativamente pequeña. Un kilotón equivale a la fuerza de 1000 toneladas del explosivo trinitrotolueno o TNT. El pasado viernes, un miembro de la administración Bush indicó a la agencia Associated Press que una prueba con muestras recogidas después de la explosión norcoreana encontró gas radiactivo que concuerda con una explosión nuclear, pero hasta ayer los servicios de inteligencia no estaban en disposición de confirmar el ensayo nuclear.

Corea del Norte anunció que no reconoce ni acatará las resoluciones de Consejo de la ONU, pero que al mismo tiempo está preparada “tanto para el diálogo como para el combate”. La resolución 1718 del Consejo de Seguridad exige al régimen norcoreano la suspensión inmediata de sus actividades nucleares y prohíbe la venta o transferencia a Pyongyang de cualquier tipo de material relacionado con armas “no convencionales”. Asimismo determina el bloqueo aéreo y el embargo de las cuentas en el exterior de los gobernantes norcoreanos. La decisión de la ONU exige además a Pyongyang que reanude sin condiciones las conversaciones sobre su programa nuclear con Corea del Sur, China, Rusia, Estados Unidos y Japón, negociaciones que se conocen como “a seis bandas”.

Mientras, China, a pesar de que votó a favor de la resolución, es reacia a dar cualquier paso que pueda provocar a Pyongyang o desembocar en una escalada de tensión en la zona, ayer Pekín llevó a cabo algunas inspecciones a camiones en su frontera común terrestre con Corea del Norte. Las reticencias chinas contra las sanciones a su vecino y aliado coreano las confirmaba ayer en Naciones Unidas el embajador de Pekín, Wang Guangya, quien dijo a los periodistas que su país estaba a favor de las inspecciones (a Corea), pero matizó que las inspecciones “son diferentes a las interceptaciones o a los vetos o prohibiciones”. China, añadió, hará inspecciones para detectar cualquier envío de armas de Corea del Norte, pero descartó interceptaciones, o sea, parar navíos norcoreanos en altamar.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Condoleezza Rice lleva adelante un despliegue diplomático en Asia.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.