EL MUNDO › LA UE EXIGIO A MARRUECOS QUE ABANDONE EL ISLOTE

Todo lo que cuesta un Perejil

Ayer hubo movimientos de tropas y helicópteros navales cerca de la Isla de Perejil, reclamada por España e invadida por Marruecos el jueves. Hoy habría novedades diplomáticas sobre el asunto.

Por Giles Tremlett *
Desde Madrid

Los esfuerzos diplomáticos para aplacar la tensión desatada entre España y Marruecos debido a la ocupación última del disputado islote de Perejil tomaron forma ayer con el involucramiento en el asunto de la Unión Europea (UE) y la Liga Arabe. Entretanto continuó el movimiento de tropas y helicópteros navales durante el día y ambas partes declaraban públicamente que querían llegar a una resolución rápida y pacífica.
“Hay aquí un lenguaje de símbolos que todos entendemos”, dijo la canciller española, Ana Palacio, luego del arribo de tres fragatas a los enclaves norafricanos de Ceuta y Melilla. “Estamos tranquilos. España hizo lo que tenía que hacer. Ahora veremos qué sucede”, agregó. El primer ministro marroquí, Abderrahman Youssofi, fue llamado por teléfono por el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, y se informó que ha prometido “trabajar en encontrar una solución” y “evitar que el conflicto se torne más dramático”. La presidencia danesa de la UE llamó a Marruecos a que se retire “inmediatamente” y expresó plena “solidaridad” con España.
Por su parte, la Liga Arabe dijo que apoyaba a Marruecos, pero esperaba mayor información sobre la ocupación de Perejil la semana pasada por una docena de policías fronterizos marroquíes, quienes acamparon y alzaron banderas en la roca, que España reclama de su soberanía y descansa justo a 200 metros de la costa marroquí. Los helicópteros del Ejército español continuaron sobrevolando la zona y la aledaña Ceuta.
España ha enviado una fragata a Ceuta y dos más a Melilla. No está confirmada la información de ayer de que estuvieran en camino un submarino y una corbeta. El periódico madrileño El Mundo informó que un buque de carga con tropas marroquíes había sido visto en las inmediaciones de Melilla, hacia el este, pero había desembarcado en Puerto Nador, en Marruecos.
Asimismo España reforzó su presencia militar en otros peñones de menor tamaño e islotes de su propiedad fuera de la costa de Marruecos. Con el rey Mohammed VI ocupado entreteniendo a sus invitados ayer, el último de los tres días de la fiesta de bodas en la capital Rabat, era improbable que algo significativo pudiera suceder hasta hoy.
Ante la falta de progreso diplomático, ayer surgieron numerosas especulaciones acerca de por qué el diminuto islote, un poco más grande que una cancha de fútbol, estaba en desuso. Marruecos dijo que necesitaba de la isla para el potencial control de los ataques terroristas y del tráfico de personas en el Estrecho de Gibraltar, aunque tuviera una mejor vista del área desde otras formaciones similares.
Los españoles señalaron que Perejil era usado por buzos y, en caso de emergencia de mal tiempo, por pescadores. Algunos académicos españoles declararon que antiguamente era Ogygia, hogar de la ninfa Calipso y su amada cautiva Odisea. Los marroquíes locales dijeron que allí hacían pastar a las cabras, a pesar de la falta casi completa de vegetación. “De esa forma no tenemos que pagar a un pastor de cabras”, explicó un lugareño del Bel Younech. Ambas partes saben que el islote, que tiene una cavidad en el medio, ha sido por tradición usado por los contrabandistas.

* De The Guardian, de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Mercedes López San Miguel.

Compartir: 

Twitter
 

Las fragatas españolas “Cazadora” e “Infanta Elena” esperan en Melilla para actuar.
En Marruecos no hubo todavía respuesta, por los tres días de la boda del rey Mohammed VI.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.