EL MUNDO › LOS MILICIANOS NO RESPETAN EL ALTO EL FUEGO

Violencia sin control en Gaza

Las treguas duran cada vez menos entre los palestinos. La Franja de Gaza había amanecido ayer con nuevos enfrentamientos entre los grupos armados que apoyan a la organización Fatah y los partidarios de Hamas. Después de horas de tiroteos y varios heridos, los líderes de las dos facciones decidieron replegar a sus hombres y llamar a una nueva tregua. Pero otra vez la paz duró poco. A las pocas horas un miembro de la fuerza de seguridad palestina dependiente de Fatah fue asesinado a tiros presuntamente por militantes de Hamas, la organización islámica que dirige el gobierno palestino.

Después de dos jornadas de encarnizados combates, el presidente palestino Mahmud Abbas y el jefe del buró político de Hamas exiliado en Siria, Jaled Mechaal, se habían puesto de acuerdo el viernes a la noche en una conversación telefónica para declarar un nuevo alto el fuego. Sin embargo, sus partidarios no respondieron al llamado y hombres armados de ambos movimientos continuaron ayer enfrentándose en toda la Franja de Gaza. “Será muy difícil para nosotros cumplir con nuestra labor humanitaria”, indicó la ONU en un comunicado, demostrando la gravedad de la situación en los territorios palestinos.

En Cisjordania, en tanto, un profesor universitario de derecho islámico fue secuestrado en Naplusa por las brigadas de Al Aqsa, vinculadas con el movimiento Fatah, del presidente Abbas. “Detuvimos a Jader Sunduk mientras circulaba en coche por Naplusa. Nos lo llevamos para ejercer presión sobre Hamas, para que libere a uno de los nuestros”, explicaron los responsables. Los secuestros se han vuelto un dato habitual. En Gaza, al menos 50 miembros de los servicios de seguridad fueron secuestrados por Hamas, mientras que otros diez de Fatah fueron retenidos por los islamistas.

Ni Abbas ni el primer ministro y dirigente de Hamas, Ismail Haniyeh, se han mostrado capaces de detener a sus propios hombres. “Lanzo un nuevo llamado urgente a todos los hijos del pueblo a cesar inmediatamente el fuego, retirar los hombres armados de las calles y al retorno de los servicios de seguridad a sus bases”, había pedido ayer el premier.

Los asesores de Abbas también buscaron mostrarse comprometidos con un cese del fuego. “El presidente dio instrucciones claras y categóricas a la guardia presidencial y a sus servicios de seguridad para que respeten el acuerdo”, afirmaron.

El objetivo último de la tregua es volver a sentar a las dos facciones para negociar una salida pacífica al conflicto intrapalestino, a través de la creación de un gobierno de unidad nacional.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.