EL PAIS › EL VIAJE DE CRISTINA KIRCHNER

En la Ciudad Luz, con dos objetivos

La senadora llegará hoy a París, donde firmará la Convención Internacional contra las desapariciones forzadas. Se reunirá también con la candidata socialista Ségolène Royal. En Francia las comparan.

 Por Eduardo Febbro
Desde París

El canciller Jorge Taiana llegó ayer a París, la senadora Cristina Kirchner lo hará hoy y con ello se completará la delegación argentina que este martes firmará en la capital francesa la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. Este texto, adoptado primero en julio pasado en Ginebra por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y luego, a finales de 2006, por la Asamblea de las Naciones Unidas, es una realidad gracias al irrenunciable trabajo de las asociaciones de familias de desaparecidos y de los dos Estados que lo defendieron a lo largo de los años, en este caso Francia y la Argentina.

La Cancillería francesa señaló que la firma de este texto “marca un verdadero progreso” por cuanto “llena un vacío jurídico convirtiendo en crimen, tanto en tiempos de paz como de guerra, las desapariciones forzadas”. El Ministerio francés de Relaciones Exteriores reveló que, en el curso de 2005, se registraron 535 nuevas desapariciones forzadas mientras que aún quedan 41.000 casos pendientes desde 1981. En suma, la Convención que la senadora Kirchner firmará en representación del Presidente prohibirá todo lo que ocurrió en la Argentina durante la dictadura: los secuestros, la detención de personas en lugares secretos y la desaparición. El acto organizado en París es el primer paso para que la Convención entre en vigor ya que hace falta que sea ratificada por 20 Estados para que sea aplicable. Junto a la senadora Kirchner estará el canciller Taiana, Luis Eduardo Duhalde, secretario de Derechos Humanos, y Rodolfo Matarollo, subsecretario de Derechos Humanos, y representantes de las Madres de la Plaza de Mayo. Es lícito destacar el asombroso cruce de generaciones que tendrá lugar en el Ministerio francés de Relaciones Exteriores el día que se firme la Convención. Allí estarán los representantes de un Estado que juzgó como ningún otro a los responsables de las desapariciones masivas que azotaron a la Argentina, la senadora y esposa de un presidente que profundizó el accionar de la Justicia y el abanico de los derechos humanos, las Madres de la Plaza de Mayo, que son las descendientes de ese dolor que se transformó en irrevocable principio de justicia y que hizo de ellas el emblema universal de la memoria, el canciller argentino, detenido durante ocho años en las cárceles de la dictadura, y el hoy fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) Luis Moreno Ocampo, quien formó parte de los jueces que condenaron a los militares argentinos en los años ’80.

Las candidatas

Los periodistas que siguen de cerca la actualidad argentina se preguntan si, tal como se lee en la prensa argentina, el viaje de la senadora Kirchner marca su ingreso en la campaña electoral. La prensa observa el desplazamiento con ojos cambiados. Entre el anterior viaje de la senadora a Francia y éste hay un elemento añadido: por primera vez en la historia de Francia una mujer que surgió de las filas de un gran partido político, la socialista Ségolène Royal, tiene reales posibilidades de ganar las elecciones presidenciales del próximo mes de abril (segunda vuelta en mayo). Varios periodistas quieren ver de cerca a la senadora para comparar su estatura de candidata con Ségolène Royal. Las dos mujeres se encontrarán este lunes y luego Cristina Kirchner mantendrá también una reunión con el candidato del oficialismo y actual ministro de Interior, Nicolas Sarkozy. El interés es tanto más grande cuanto que Francia está en pleno debate político y de género hombre-mujer. Los diarios abundan en análisis y divagaciones de todo tipo, desde las políticas hasta las psicoanalíticas que hacen hincapié en las figuras del dominante y del dominado. Desde que Ségolène Royal se impuso a sus dos rivales en la interna socialista los medios rastrean el planeta en busca de figuras femeninas de peso. A Hillary Clinton y Michelle Bachelet ahora se les sumará la senadora argentina.

Cristina Kirchner también se reunirá con responsables del gobierno y residentes argentinos en París. Este primer viaje de la serie prevista para este año, que incluye una gira por Estados Unidos en marzo, se da en un momento y en una semana crucial de la política francesa. La candidata socialista atraviesa una configuración adversa. Ségolène Royal lideró los sondeos de opinión durante largos meses pero en las últimas semanas su crédito electoral cayó vertiginosamente. Diez sondeos consecutivos vaticinan hoy la victoria de Nicolas Sarkozy. Pero ese hueco podría llenarse o vaciarse aún más según lo que ocurra el próximo 11 de febrero, día en que Ségolène Royal presentará las grandes líneas de su programa luego de haber recorrido el país participando en un acto político que ella misma inventó: la campana participativa. En lugar de discursos en una tribuna y un texto leído, Royal eligió colocarse en el centro de un círculo, escuchar las demandas de los electores y responderles uno por uno. Esa táctica le valió una lluvia de críticas provenientes de su mismo partido. Sus resultados objetivos recién se verán a partir del 11. Tal vez, dentro de algunos meses, Ségolène Royal y Cristina Kirchner se vuelvan a encontrar con la banda presidencial. O quizá sólo una de ellas la obtendrá. O ninguna. En los dos casos, para ambas mujeres, esta semana París será la ciudad de las luces decisivas.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández de Kirchner unirá en Francia la representación institucional con actividades con aires de campaña.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.