EL MUNDO

Liberales polacos jaquean el poder de los gemelos

Según los sondeos, la oposición empata con los ultraconservadores de los gemelos Kaczynski en las elecciones legislativas que se harán el domingo.

 Por Cristina Galindo *
desde Gdansk

Los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski (presidente y primer ministro de Polonia) se enfrentan este domingo a unas elecciones clave para poder seguir con sus planes de limpieza política y moral del mayor país del Este de la UE (38 millones de habitantes). Y no está nada claro que superen la prueba. Los polacos elegirán ese día a su quinto Parlamento desde la caída del régimen comunista (en 1989) y lo harán bajo el signo de la incertidumbre.

Las encuestas afirman que existe un empate entre los dos grandes rivales para dirigir el próximo gobierno: Jaroslaw Kaczynski (dirigente del partido Ley y Justicia, derecha conservadora) y Donald Tusk (de la Plataforma Cívica, derecha liberal). Dos derechas, pero con dos formas distintas de entender las libertades civiles: el Estado que guía a la sociedad de los gemelos, frente a la sociedad que guía al Estado de sus competidores.

Esta es una de las campañas más reñidas desde la caída del Telón de Acero. Los debates entre candidatos acaparan los programas de televisión y los periódicos, mientras Radio María (plataforma de evangelización impulsada por el sacerdote Tadeusz Rydzyk) pide en sus emisiones, entre rezo y rezo, el voto para Ley y Justicia, el partido de los Kaczynski. La sanidad, la corrupción y la emigración (más de dos millones de polacos se han ido a trabajar a otros países desde la entrada de Polonia en la UE, en mayo de 2004) centran los debates, pero sobre todo está presente el tema de los valores anticorrupción que propugna el partido en el gobierno, frente a la advertencia de la oposición de que, con los Kaczynski, se están reduciendo las libertades individuales.

Los sondeos en Polonia fluctúan casi tanto como la Bolsa de Varsovia. La contienda electoral empezó con un claro ganador, Jaroslaw Kaczynski (a su hermano, como jefe de Estado, no le afectan personalmente las legislativas), que consiguió remontar la mala imagen que tenía en agosto. Pero la predicción ya no está tan clara. Según una encuesta del instituto de opinión PBS publicada por el diario progresista Gazeta Wyborcza, la Plataforma Cívica sacaría un 38 por ciento de los votos y Ley y Justicia obtendría un 37 por ciento, lo que supone que el primero ganaría cinco puntos respecto al sondeo anterior y la formación de los Kaczynski perdería un punto. Ambos están empatados en un 33 por ciento de apoyos, según el sondeo de Gfk Polonia, publicado ayer por el conservador Rzeczpospolita. El resto de los partidos (con los que el ganador, sea cual fuere, tendrá casi seguramente que pactar si no saca mayoría absoluta) son liberales y demócratas (ex comunistas), con un apoyo del 11 por ciento según las encuestas; el Partido Popular de Polonia (partido agrícola de centro, 7%), y la Liga de las Familias Polacas y Autodefensa, ex socios de gobierno de Kaczynski, que se pueden quedar sin sitio en el Parlamento.

Los analistas creen que en el giro dado en las encuestas ha sido clave el debate televisado que el viernes pasado enfrentó a Kaczynski y Tusk (ambos militaron en Solidaridad). Tras el programa, las encuestas daban la victoria al segundo y pronosticaban que sacaría entre un 43 y un 46 por ciento de los votos, frente a 32-35 por ciento del gemelo. La diferencia se ha vuelto a acortar en los últimos días, pero el líder de la oposición mostró una fortaleza inusual en él.

La Plataforma centra sus propuestas en la economía (bajar impuestos, reducir la regulación de los mercados y privatizar más empresas) y tiene mayor apoyo en las ciudades. Ley y Justicia quiere seguir con las políticas que ha llevado a cabo hasta ahora, tiene un mayor apoyo en el campo y su objetivo es luchar contra lo que llaman uklad (entramado), una red de políticos, empresarios y ex agentes de los servicios secretos comunistas que se protegen los unos a los otros. Los gemelos también pretenden limpiar la moral polaca, con medidas contra los homosexuales. En política exterior, la Plataforma es proeuro, mientras los Kaczynski son euroescépticos.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro polaco, Jaroslaw Kaczynski, debatió con el líder liberal, Donald Tusk.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.