EL PAIS › LA JUSTICIA ELECTORAL CONFIRMO SU TRIUNFO

Schiaretti pudo festejar

La Justicia de Córdoba confirmó el triunfo del peronista Juan Schiaretti, por poco más de 17 mil votos, en la elección del 2 de septiembre. Juez, su rival, prometió acudir a la Corte.

 Por Martín Piqué

Las coincidencias no existen, pero que las hay, las hay. La Justicia Electoral de Córdoba anunció ayer que el peronista Juan Schiaretti ganó los comicios del 2 de septiembre y lo consagró como gobernador electo. La conclusión del juzgado electoral coincidió con una programada visita de Cristina Kirchner a Córdoba. La candidata tenía previsto encabezar un acto de la lista alternativa al delasotismo que apoya la fórmula CFK-Cobos: el acto terminó unas horas después de que la Justicia difundiera el resultado definitivo (ver aparte). Según la conclusión del juzgado electoral, Schiaretti se impuso a Luis Juez por 17.734 votos. Los números son casi idénticos a los del escrutinio provisorio, incluso amplían en 634 votos la diferencia a favor de Schiaretti. Previsiblemente, la resolución de la Justicia deleitó al delasotismo de Unión por Córdoba y causó una profunda desazón en el Frente Cívico y Social fundado por Juez.

La resolución de la Justicia puso fin a la revisión acta por acta que había comenzado a los pocos días de la elección de gobernador. Tras denunciar fraude, Juez había solicitado el recuento de los votos con la apertura de urnas. La jueza electoral y el Tribunal Superior de Justicia le rechazaron el pedido, por lo que el conteo definitivo siguió según el modo tradicional. Así pasaron 46 días desde las elecciones. La demora terminó cansando a los cordobeses –en eso coinciden todos los sectores– y fue desgastando a Juez. El intendente había intentado ponerse a la cabeza de un movimiento contra el presunto fraude que resistiera desde la calle: el paso del tiempo le jugó en contra.

Los números definitivos que avaló el juzgado electoral dieron a Schiaretti el 37,17 por ciento de los votos, a Juez el 36,09 y al radical Mario Negri el 22,17. La diferencia mínima a favor de Unión por Córdoba –1,08 punto porcentual– equivale a esos 17.734 votos que menciona la resolución judicial. En los 46 días que duró el recuento se revisaron actas de más de 6 mil urnas; sólo se abrieron unas ochocientas porque presentaban impugnaciones que habían sido presentadas por los fiscales. Las mesas anuladas fueron 27, número que fue destacado por el propio Juez. El intendente consideró sospechoso que con esa cantidad de mesas anuladas la diferencia de votos a favor de Schiaretti haya sido casi la misma que había mostrado el escrutinio provisorio (ver entrevista). En rigor, este último recuento dio 634 votos más para Unión por Córdoba.

Poco después de que se difundiera la conclusión de la jueza Martha Vidal, el propio Schiaretti apareció en un reportaje de televisión. Según sus colaboradores, se encontraba haciendo campaña para CFK en Alta Gracia, la cabecera del departamento Santa María. “Juez es un inescrupuloso, cobarde e inmoral. El juecismo se está resquebrajando por todas partes y Juez se está quedando solo”, dijo Schiaretti al programa A Dos Voces. Y anticipó que le iniciará una querella por llamarlo corrupto. Su ex jefe de campaña, el diputado Carlos Caserio, sostuvo: “Juez primero dijo que no iba a asumir nadie y sus legisladores ya dijeron que van a asumir. Desairaron su orden. Así como desairó su orden el intendente (electo Daniel) Giacomino, quien apoyó a Cristina cuando él dijo que no la iba a apoyar”, dijo a Página/12.

Caserio se refería a la libertad de acción que parece estar reinando en el juecismo a la hora de definirse por la elección presidencial. El caso más emblemático lo encarna justamente Giacomino, el intendente electo de Córdoba Capital, de origen radical y que en la provincia suelen llamar Giaco. A pesar de que Juez había llamado a no votar o a votar en blanco el 28 de octubre, Giacomino decidió apoyar la fórmula CFK-Cobos. Eso sí, lo hará respaldando a la lista alternativa al delasotismo, el Frente Córdoba Nueva, que integran juecistas, radicales, la centroizquierda y los movimientos sociales. Esta semana Giacomino estuvo en la Rosada conversando con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Allí prometió el respaldo de varios intendentes cordobeses al Frente Córdoba Nueva, que lleva como primer candidato a diputada a la coordinadora del Programa Juana Azurduy del Ministerio de Desarrollo Social, Cecilia Merchán.

Mientras algunos de sus partidarios acompañaban a CFK, el propio Juez salió a sostener sus denuncias de fraude. También prometió que recurrirá ante la Corte Suprema de Justicia. Uno de los apoderados del Frente Cívico, Ernesto Martínez, anunció que presentarán un escrito ante el máximo tribunal del país. Antes había firmado el acta del escrutinio definitivo, aunque lo hizo con reservas. “No vamos a reconocer procesos viciados de nulidad. No convalidamos que un gobernador sea designado por la Justicia, sino que debe ser elegido por la gente”, aseguró. El argumento que usará Juez para recurrir ante la Corte es que en la elección se detectaron irregularidades en unas 800 urnas (las que se abrieron) y que eso siembra sospechas sobre la legitimidad de 280 mil votantes.

Tras la resolución de la Justicia electoral, Schiaretti quedó a un paso de ser proclamado gobernador. Probablemente sea consagrado hoy o a más tardar el lunes próximo. Lo informó el secretario del juzgado electoral, José María Corti, quien precisó que aún faltan dos trámites formales para que el sucesor de De la Sota pueda considerarse gobernador electo: se trata del acta de adjudicación de cargos y el acta de proclamación.

Anoche, Giacomino habló en el acto que encabezó CFK en La Vieja Usina, una fábrica reciclada en centro cultural. Los juecistas que estaban allí consideraban que el delasotismo había logrado superar lo peor de la crisis. “Ya está, tenemos nuevo gobernador. Pero será un gobierno débil, aunque Juez se debilitó también. Entre la gente hay mucho desgano”, describió a Página/12 un colaborador de Juez que participó en la organización de las marchas contra el fraude de las primeras semanas.

La pregunta que desvela ahora a todos los sectores políticos es si la polémica por la controvertida elección de gobernador terminará afectando la elección presidencial del 28 de octubre. Aunque nadie dice tener encuestas confiables, algunas versiones indican que la polémica por la elección de gobernador afectará las chances de CFK en la provincia: de hecho, Córdoba podría ser la provincia con gran población en la que la primera dama obtenga su peor resultado: aunque saliendo primera, eso parece no estar en riesgo.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Schiaretti dio ayer una conferencia de prensa luego de conocida la decisión.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.