ECONOMíA › EL GOBIERNO REGLAMENTO LA REPATRIACION DE FONDOS PREVISIONALES

La plata de las AFJP vuelve al pago

Las administradoras tienen que empezar a traer parte del dinero que invirtieron en Brasil. Financiará a la economía local.

 Por Fernando Krakowiak

Las AFJP tendrán que repatriar la mayor parte de los fondos que tienen invertidos en acciones de compañías brasileñas para inyectar liquidez en el mercado local, tal como anticipó Página/12 el sábado. La resolución 10 de la Superintendencia de AFJP, firmada también por el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores, establece que las administradoras sólo podrán destinar el 2 por ciento de su cartera a los Fondos Comunes de Inversión del Mercosur. Desde fines de agosto, los ahorros previsionales girados al exterior bajo ese paraguas crecieron de 5700 millones a cerca de 9500 millones de pesos, llegando a representar cerca del 10 por ciento de la cartera. La medida le pone un corte a esa “fuga” y establece un cronograma gradual de repatriación.

Especialistas consultados por este diario aseguraron que esta decisión no tendrá un impacto inmediato en el financiamiento de la economía, pues recién a mediados del año próximo habrá terminado de ingresar el dinero girado a Brasil en los últimos dos meses.

El cronograma establece que antes de fin de año los activos de emisores pertenecientes al Mercosur no podrán exceder el 8 por ciento de los Fondos de Jubilaciones y Pensiones. Luego deberán bajar otros dos puntos cada 120 días hasta llegar al límite máximo de 2 por ciento antes del 31 de diciembre de 2008. En el Gobierno sostienen que esa gradualidad es inevitable, pues de lo contrario las administradoras se verían obligadas a rematar las acciones que compraron en los últimos meses, perjudicando a sus afiliados.

También destacan que, además de la reducción gradual del stock, lo importante es haber cortado ese circuito de salida de capitales montado por los gerentes de las administradoras que, para obtener una ganancia extra, financiaban a compañías líderes brasileñas a través de la Bolsa de San Pablo, justo cuando el crédito escasea en la Argentina.

“Se advierte la necesidad de fomentar el mercado de capitales local, su liquidez y profundidad, y de ampliar las posibilidades de financiamiento de las empresas nacionales a través de la ampliación del capital o de nuevas emisiones de deuda en la Argentina”, se indica en uno de los considerandos de la resolución. Sin embargo, hasta el momento no está claro dónde invertirán las AFJP el dinero que dejen de girar a las compañías líderes de Brasil.

La última reforma de la ley previsional, aprobada en febrero, estableció que las entidades deben destinar entre el 5 y el 20 por ciento de su cartera a financiar proyectos productivos y de infraestructura en el país, fijando un plazo de cinco años para llegar al límite mínimo. Sin embargo, en lugar de empezar a diseñar instrumentos tendientes a cumplir con ese objetivo, lo que hicieron las administradoras es seguir aprovechando un resquicio legal para sacar ahorros previsionales del país.

“La evolución que ha tenido la especie FCI Mercosur en la cartera de los fondos de jubilaciones y pensiones hasta llegar en la actualidad a aproximadamente el 10 por ciento ha desnaturalizado lo establecido en la Ley 24.241 con respecto a las inversiones en el exterior”, se afirma en la resolución firmada ayer. La caracterización de lo ocurrido es acertada, pues la ley fija un tope de 10 por ciento para la inversión en títulos valores emitidos por Estados extranjeros u organismos internacionales, y otro 10 por ciento en títulos de sociedades extranjeras. Sin embargo, las AFJP ampliaron ese límite aprovechando que el 20 por ciento puesto como tope para los Fondos Comunes de Inversión no discrimina entre las inversiones que se realizan al interior del Mercosur. Por lo tanto, a través de los fondos invirtieron en Brasil.

En el Gobierno afirman que con la flamante norma se busca que las administradoras destinen más recursos a obras de infraestructura y proyectos productivos, incluso de pymes, a las cuales podrían orientar para que empaqueten sus activos a través de algún fideicomiso. Sin embargo, también tienen la opción de depositar el dinero a plazo fijo, otorgándoles más liquidez a los bancos y ayudando a bajar la tasa de interés. Comprar títulos públicos es otra alternativa que podría beneficiar al Gobierno, pues, si los mercados internacionales continúan cerrados el año próximo, la tentación de recurrir a las AFJP será difícil de resistir.

Compartir: 

Twitter
 

Las AFJP aprovecharon un resquicio legal para incrementar sus inversiones en Brasil.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.