EL MUNDO › SEGúN CHáVEZ, VUELVE ZELAYA

“Faltan horas”

El fantasma de la vuelta de Manuel Zelaya se hizo presente ayer nuevamente en Honduras. El primero en pronosticarlo fue su aliado incondicional, el venezolano Hugo Chávez. “Zelaya dijo que en las próximas horas entra en Honduras, pues nosotros estamos con Zelaya. Hay que apoyarlo. Zelaya va a entrar a Honduras y ya verán los gorilas qué van a hacer”, advirtió el presidente antes de dejar La Paz, donde participó de la conmemoración del bicentenario de la revolución contra el colonialismo español. A las pocas horas, en Honduras comenzó a circular el rumor de que Zelaya llegaría al país después de la medianoche de mañana, cuando el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, anuncie el fracaso de la segunda ronda de diálogo que comenzará esta mañana.

Los rumores se hicieron tan fuertes y las expectativas crecieron tanto que la dictadura acusó recibo. “Estamos preparados para repeler cualquier agresión desde el exterior”, advirtió el presidente de facto, Roberto Micheletti. Hace dos domingos, Zelaya intentó sin éxito aterrizar en el aeropuerto de Tegucigalpa con un avión de la Fuerza Aérea venezolana. En tierra, la dictadura reprimió a los manifestantes que querían liberar la pista de aterrizaje. Un joven de 19 años murió de un balazo. Temiendo un nuevo baño de sangre, el gobierno estadounidense le pidió ayer públicamente a Zelaya que no vuelva a intentarlo mañana. “No sería de gran ayuda”, señaló el vocero del Departamento de Estado, Robert Wood. El funcionario opinó que un nuevo enfrentamiento dentro de Honduras podría obstaculizar el diálogo en Costa Rica. “La tensión es muy alta”, recordó, apenas una horas antes de la llegada de las dos delegaciones hondureñas a San José. Antes de despedir a sus funcionarios, Micheletti reiteró que estaría dispuesto a ceder el poder, pero no a Zelaya.

Anoche algunos dirigentes de las organizaciones sociales y sindicatos hondureños viajaron al país vecino para encabezar las manifestaciones frente a la casa de Arias, la sede de la mediación. La mayoría del movimiento de resistencia popular, en cambio, se quedó en el país para continuar bloqueando las principales rutas hondureñas. Por la tarde, durante las marchas, reiteraron que no aceptarán un acuerdo que suponga renunciar a la convocatoria de una Asamblea Constituyente, como había sugerido el jueves Arias.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Faltan horas”
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.