EL MUNDO › DAñOS COLATERALES > HAY TRES CIUDADANOS ESPAñOLES DETENIDOS EN EL ABORDAJE

“Un uso desproporcionado de la fuerza”

 Por Oscar Guisoni

Desde Madrid

La noticia ocupó desde temprano la atención de los españoles. En los periódicos, su crecimiento fue tímido a medida que se iba comprendiendo la gravedad de los hechos ocurridos. En las redes sociales fue exponencial. La dimensión política de los hechos movilizó al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que condenó la acción militar y calificó los hechos de “graves y preocupantes”. El embajador israelí en Madrid se defiende acusando a las organizaciones humanitarias presentes en el convoy de estar vinculadas con Al Qaida y el jihadismo internacional. Para la Cancillería madrileña, se hizo un “uso desproporcionado de la fuerza”, que provocó un gran número de “víctimas y heridos”.

Si en las últimas ocasiones en las que la sociedad española salió a la calle –por ejemplo, para defender al juez Garzón– la estrella había sido Facebook, ayer la que se llevó los laureles fue YouTube. El hecho de que los cooperantes lograran colgar en la red las imágenes del abordaje de la armada israelí provocó un gran shock en la opinión pública local, que se preocupó en primer lugar por la suerte del periodista David Segarra y los dos cooperantes españoles, Manuel Tapial y Laura Arau, quienes se encontraban en el barco atacado.

Los tres ciudadanos españoles fueron detenidos por las autoridades israelíes luego del ataque, y España ayer requirió su inmediata liberación. Dos funcionarios de la Cancillería española se dirigieron al puerto de Gaza para conocer la suerte de los detenidos. A media tarde quedó confirmado que se encontraban fuera de peligro, una noticia que sin embargo no sirvió para aplacar los ánimos de la opinión pública. Cadenas de SMS y envíos masivos de mails con las imágenes del ataque en YouTube terminaron por provocar una gigantesca participación en forums de periódicos, blogs y páginas de interés general que se hicieron inmediato eco de la noticia.

España se ha apartado voluntariamente del lugar central que supo ocupar antes de los acuerdos de Oslo de 1993, que concluyeron en una gran derrota política para Arafat y los palestinos. Creyeron que de allí iba a surgir la voluntad política para obligar a Israel a aceptar un Estado palestino, y se equivocaron. Los españoles siguieron con su política equidistante, una cautela que no le ha valido a Rodríguez Zapatero para evitar algunos sobresaltos en su relación diplomática con Israel.

El primer efecto político del ataque israelí de ayer es haber dejado estupefacto al gobierno socialista. Se seguía con relativa atención la salida del contingente con ayuda humanitaria a la Franja de Gaza porque adentro se encontraban ciudadanos españoles, pero nadie previó que las cosas se pusieran tan difíciles. Como uno más de los aliados periféricos que aún tiene Israel, España se encontró ayer incómoda ante la obligación de criticar un hecho que tiene pocos justificativos a nivel mundial.

Asociaciones árabes y grupos de ciudadanos que simpatizan con la causa palestina preparan para los próximos días manifestaciones que se descuenta serán ruidosas y multitudinarias. La noticia ha golpeado en profundidad en la comunidad árabe-española, mayoritaria entre los cinco millones de inmigrantes que han llegado al país en los últimos decenios.

La cobertura que realizaron los dos cooperantes españoles de la ONG Cultura, Paz y Solidariad a través de Facebook y YouTube fue seguida con atención a lo largo de la jornada en la red. Manu Tapial tiene un blog, Crónicas desde Gaza, en Facebook y transmite en directo noticias por Twitter. El periodista valenciano David Segarra, colaborador de la cadena venezolana Telesur, era uno de los presentes en el barco agredido. Su sola presencia en un evento en el que brillaron por su ausencia los periodistas de los grandes medios de comunicación locales sirvió para dejar en evidencia el poco interés periodístico que había suscitado la misión humanitaria antes de su partida y la enorme dimensión que adquirió luego del brutal ataque perpetrado por los israelíes durante la madrugada.

Compartir: 

Twitter
 

Acto frente a la embajada israelí.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.