EL MUNDO › TENSION ENTRE MOSCU Y WASHINGTON

Un misil de Putin a Bush

Un día después del lanzamiento de un nuevo misil intercontinental ruso, la Casa Blanca anunció que el presidente George Bush y su par ruso, Vladimir Putin, se reunirán el 1º de julio en Maine. Los dos temas principales de la agenda serán el programa nuclear iraní y el proyecto estadounidense para instalar interceptores y radares en República Checa y Polonia, creando un escudo antimisiles en el ex patio trasero soviético. Según Washington, para proteger a Europa de un eventual ataque desde Medio Oriente.

Moscú viene cuestionando la iniciativa norteamericana desde el principio. Por eso nadie dudó del mensaje que quiso enviar el Kremlin el martes al lanzar su nuevo misil. “Este misil podrá enfrentar cualquier ataque enemigo y superar un escudo antimisiles”, sostuvo el viceprimer ministro de Defensa ruso, Serguei Ivanov. El misil en cuestión es un RS-24 y puede cargar hasta diez cabezas nucleares, que pueden ser dirigidas en forma independiente, razón por la cual son muy difíciles de interceptar.

El vocero de la Casa Blanca, Tony Snow, no quiso mencionar el lanzamiento ayer al anunciar el encuentro presidencial. Sin embargo, es una de las principales preocupaciones de Washington. Bush quiere asegurarse el apoyo de Moscú en su cruzada contra el programa nuclear iraní, pero para hacerlo tendrá que superar el enfrentamiento por el escudo antimisiles. Pero los rusos no se la harán fácil. Ayer el canciller Serguei La-vrov aseguró que se relanzó la carrera armamentista.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.