EL PAIS › CONTACTOS DEL CHURRASCO EN COLOMBIA

Un amigo de los para

Varios testimonios, algunos penales, colocan al argentino en la reunión fundante del pacto paramilitar colombiano, junto a otro argentino. Sus amistades en esta derecha armada y su libre tránsito por círculos de París.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Hay cruces misteriosos, tan complejos como la presencia de dos universitarios argentinos de La Sorbona que oficiaron como consejeros políticos de los jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia que son, en realidad, los paramilitares antaño dirigidos por el desaparecido Carlos Castaño y el encarcelado Salvatore Mancuso. Los dos argentinos habrían estado en la reunión de los paramilitares en Santa Fe de Ralito, cuando lanzaron lo que fue el primer manifiesto político destinado a participar plenamente en la vida política colombiana.

Los dos profesores son Mario Sandoval y Juan Antonio Rubbini Melato. Su paso por aquellos paisajes ha sido atestiguado por otros protagonistas de esta cumbre. El ex senador Miguel de la Espriella y Carlos Ordosgoitia, un alto funcionario del gobierno colombiano en calidad de director del Instituto Nacional de Concesiones, INCO. Miguel de la Espriella es una de las personalidades colombianas implicadas en el escándalo de la llamada parapolítica, es decir, los vínculos de los dirigentes políticos con los paramilitares. El ex senador fue condenado a 43 meses y 15 días de cárcel por sus lazos con las Autodefensas Unidas de Colombia, que admitió. En cuanto a Ordosgoitia, el ex director del INCO y ex gobernador de Córdoba también está acusado por la Fiscalía de “concierto para delinquir agravado” por haber participado en la cita de Ralito.

Esa reunión dio lugar al llamado “Pacto de Ralito”, que estableció una suerte de alianza secreta entre sectores políticos del Caribe colombiano y los jefes paramilitares de esa región. En el texto, se comprometían a refundar el país. De la Espriella fue muy locuaz. Además de revelar el nombre de los demás firmantes del pacto, el ex senador confirmó en su momento la presencia de los dos universitarios argentinos. Según declaró al diario colombiano El Tiempo en noviembre de 2006, los universitarios “propusieron un movimiento comunitario y político que, en cierta medida, tendría la misión de defender las ideas de las Autodefensas y conduciría al proceso de paz”. Ordosgoitia también certificó la presencia de los dos argentinos: “Expusieron una estrategia cuya meta consistía en convertir a las Autodefensas en un actor político reconocido del conflicto interno”, explicó a la Cadena Caracol el 29 de noviembre 2006.

Sandoval y Rubbini Melato tienen una trayectoria poco común y algo controvertida y, en el caso de Sandoval, poco clara en lo que atañe a su pertenencia o no a ciertos cuerpos del Estado francés o a determinadas instituciones universitarias. Sandoval fue miembro del Instituto de Altos Estudios de América Latina, IHEAL, de La Sorbonne Nouvelle, y de la Universidad de Marne-la-Vallé. Sin embargo, sus actividades más recientes lo vinculan con los medios encargados de la inteligencia económica. Rubbini Melato es un hombre muy ligado a los jefes de los paramilitares y reconoció al semanario El Espectador que había asistido a la cumbre. En 1999 comenzó a colaborar con los capos paramilitares Carlos Castaño y Salvatore Mancuso. Se lo conoce como “El Profesor” y “Rubiño”. El 25 de febrero de 2007, le dijo a El Espectador: “Yo creo que ellos hallaron en mí un interlocutor de buena fe, sin prevenciones, sin prejuicios, con quien podían hablar de una forma que no les resultaba fácil con personalidades o personajes de la vida política e intelectual colombiana. Entonces yo pienso que la inconciencia mía les sorprendió en el sentido de tener la cara descubierta y estar dispuesto a resolver sus inquietudes sin ponerles condiciones. Creo que hubo empatía mutua que se fue generando a partir de que uno ha actuado honestamente”.

Sandoval aparece en varios escenarios. A finales de 2006, en el portal de la embajada de Francia en Chile, Sandoval era presentado con el status de “un universitario encargado de misión en la dirección de la inteligencia económica de la Asamblea de las cámaras francesas de Comercio e Industria (Acfci)”. Sandoval integraba entonces una delegación presidida por Alain Juillet, hombre cercano a los círculos de la defensa francesa y que en 2002 fuera director de la Dirección de la Seguridad Exterior (DGSE), los servicios secretos. Juillet fue nombrado por el presidente Nicolas Sarkozy como director de inteligencia económica. La presencia de Sandoval en el portal de la embajada se explica por su participación en un coloquio en el Museo Militar de Santiago sobre un tema que todos los asistentes conocían muy bien, “La inteligencia económica, defensa y seguridad”. El coloquio fue organizado por Sandoval y por la Universidad Bernardo O’Higgins. Según Le Monde Diplomatique de mayo de 2007, de Colombia llegaron a Chile representantes de la ONG Verdad Colombia, que la publicación francesa identifica como una “para ONG” cuya meta consiste en “apoyar las instituciones y los sectores democráticos que luchan contra los grupos armados de ideología marxista, tanto dentro como fuera del país”.

El gran tema es saber si Sandoval es, como pretende en ocasiones, miembro de un Consejo de Defensa del presidente Sarkozy. Esto fue negado por los medios oficiales. Pero Le Monde Diplomatique en su artículo dice que junio de 2006, en un coloquio en la Maison d’Amérique Latine bajo el lema “Francia- América latina, competencia y cooperación”, Sandoval estaba presente junto Juillet y a Stéphane Witkowski, presidente del Consejo de Gestión del Instituto de Altos Estudios de América latina. Según la revista, Sandoval recibió los elogios públicos de un tal Philippe Clero, entre cuyas ocupaciones se encuentra la inteligencia económica.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared