EL PAíS › SU VOCERO INFORMó QUE TRABAJA A PEDIDO DE UN GRUPO DE DIRIGENTES

Duhalde comenzó a armar una línea anti K

En un comienzo todo fue calma. Vertical y disciplinadamente, los peronistas –salvo los puntanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá– se fueron encolumnando detrás del ex presidente Néstor Kirchner. Pero el conflicto con las cuatro entidades ruralistas estalló y los disidentes salieron a flote. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, no hizo mayores esfuerzos por ocultar su descontento. Tampoco el senador santafesino, Carlos Reutemann, ni el tres veces ex gobernador entrerriano, Jorge Busti. Pero esta semana, en plena agudización de la crisis, salió el ex presidente Eduardo Duhalde a manifestar su intención de intervenir en la gestación de una nueva corriente interna. “A pedido de un grupo de dirigentes e intendentes justicialistas del interior de la provincia de Buenos Aires que sienten que en todo este proceso se están alejando de las bases, Duhalde está trabajando para ayudar al partido”, aseguró insinuante su vocero, Luis Verdi.

Luego de las legislativas de 2005 en las que Cristina Fernández de Kirchner apabulló en la provincia de Buenos Aires a Hilda “Chiche” Duhalde, el bonaerense se refugió en el silencio. Allí permaneció hasta ahora, coyuntura en la que considera el poder K se agrieta. Es que, según Verdi, “muchos compañeros se acercaron a pedir ayuda, y entonces Duhalde está organizando, hablando y dando consejos. Lo que buscan es una corriente que los represente y los una”. Sin embargo, el vocero se encargó de descartar que por ahora exista la proyección de un nuevo armado nacional al tiempo que se resistía a dar los nombres de aquellos dirigentes que se acercaron. Habrá que ver qué es lo que Duhalde dice mañana en Mar del Plata, cuando inaugure una sede del Movimiento Productivo Argentino que preside.

Lo cierto es que más allá de lo escuetas de las declaraciones, es el contexto político lo que le da su magnitud. Y quizá sea también por eso que encontraron la virulenta respuesta del dirigente de la Federación Tierra y Vivienda, Luis D’Elía, quien no titubeó en acusarlo de conspirar y preparar un “golpe de estado económico”. Fue por eso que Verdi calificó como “un delirio” y una “provocación” para generar “una escalada de violencia” las declaraciones del matancero y festejó lo que consideró una “desautorización” de Kirchner a D’Elía en la conferencia de prensa de ayer.

Respecto de la proyección nacional de los díscolos del PJ, por ahora parece haber poco bajo la sombra del duhaldismo. No sólo lo dicen ellos mismos, sino que el bloque que conforman Busti, Schiaretti y Reutemann reconoce no haber tenido acercamientos con el ex mandatario. “Recién hablé con el Lole y con Schiaretti y nos reíamos de los rumores que nos ponen con Duhalde y Rodríguez Saá. Que hay diferencias con el Gobierno es evidente, pero no nos planteamos formar una línea interna con ninguno de ellos”, aseguró Busti en conversación con PáginaI12. En cambio, Héctor Maya, que encabezó la lista de los puntanos que pretendió competir por dentro del PJ con la de Kirchner, realiza otra lectura: “Estamos conversando todos los días con absolutamente todos los que no comulguen con la esta caricatura de justicialismo. Lo que nosotros buscamos es relanzar al peronismo”.

Informe: Diego González.

Compartir: 

Twitter

Eduardo Duhalde junta voluntades por ahora en la provincia.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.