EL PAíS › SE ACELERó LA LIQUIDACIóN DE DIVISAS POR LA DEROGACIóN DE LA 125

Los exportadores, eufóricos

El sector granario volcó unos 80 millones de dólares más que un día común. El Banco Central y el Nación salieron a comprar para evitar una baja en la cotización de la divisa, que quedó en 3,05. Subas de bonos y acciones.

Con la derogación de las retenciones móviles, los exportadores empezaron a liquidar los dólares que retuvieron en los últimos meses. Si bien se conoció cerca del cierre de operaciones, la noticia se descontaba desde temprano y el sector granario volcó ayer unos 80 millones de dólares más que un día común. El volumen operado marcó un record para el mes, al contabilizarse 876 millones de dólares. El paraguas del Banco Central y el Nación sirvió para resguardar el tipo de cambio de la lluvia de billetes verdes que inundaron la plaza. Luego de las compras oficiales, el dólar mayorista se estabilizó en 3,023 pesos, mientras que al público se pidió 3,05. El stock de reservas internacionales, con la intervención, subió a 47.621 millones de dólares. Las acciones y los bonos cerraron levemente en positivo, pero con un importante monto de negocios que sacó al recinto bursátil de la apatía por el conflicto con el campo.

“No fue una cantidad descomunal, pero el ingreso de hoy (por ayer) estuvo entre los máximos para un día común”, dijo a PáginaI12 una alta fuente del Central. Según estimaciones privadas, los exportadores de cereales y oleaginosas liquidaron en el sistema financiero entre 170 y 200 millones de dólares. Si bien habrá que esperar hasta pasado mañana para conocer la respuesta del mercado, algunos operadores especulan que la semana próxima habrá un ingreso gradual, mientras que otros prevén que el ritmo se acelerará. La duda sigue siendo qué hará el Central ante esa situación. Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, estimó que el organismo “puede llegar a dejar bajar más el tipo de cambio” para castigar a los especuladores. Pero desde la entidad que conduce Martín Redrado aseguran que la intención es “recuperar el stock de reservas”. Ayer los fondos en la arcas del BCRA se incrementaron en 10 millones de dólares.

Lo concreto ayer fue que tanto el Central como el Nación salieron desde temprano comprando divisas para equilibrar el mercado. El Banco Central absorbió 30 millones de dólares, al tiempo que vendió unos 20 millones en el mercado a término. A pesar de ofrecer futuros a fin de mes por debajo de la par (a una cotización menor a la de contado), “se hacen pocos negocios, ya sea por falta de cupos operables o de la divisa contado”, advierte un estudio privado. En este contexto, el dólar mayorista cerró igual que la víspera, a 3,023, mientras que a futuro, la intervención oficial focalizada en los plazos cortos dejó al dólar para fin de julio en 3,021.

El mayor ingreso de dólares, producto de la cosecha gruesa, hace prever una descompresión de las tasas de interés. Con el Central inyectando dólares, contra reservas, y absorbiendo pesos, el costo del dinero se fue por las nubes. No obstante, el aumento paulatino de las liquidaciones, la recuperación de las reservas, la inyección de pesos al mercado y la vuelta de los depósitos al sistema comienzan a delinear el camino inverso, hacia un nivel de tasas más bajo. La tasa Badlar –promedio para depósitos por más de un millón de pesos– se ubicó en 15,5 por ciento, “bastante menor al 18,5 al que llegó en el pico de la crisis”, destacó un ejecutivo del entorno de Redrado. Los plazos fijos para pequeños y medianos ahorristas ofrecían un rendimiento promedio entre 10 y 15 por ciento, en depósitos a 30 o 60 días.

El resto de los mercados también mostró la euforia desatada a partir de la idea de que “las rentabilidades no serán tocadas”. “El rechazo del Senado le dio un poco de impulso, pero una vez que el Gobierno confirmó la derogación de las retenciones, el mercado fue otro”, resumió a este diario un operador de la city. En la Bolsa porteña volvieron a registrarse movimientos oscilantes, pero a la hora de establecer una tendencia prevalecieron los signos positivos y el volumen fue el de “otros tiempos”. El índice Merval despidió la semana con una mejora de 0,72 por ciento. En bonos, lo mejor pasó por las emisiones que nacieron con el canje de la deuda. El Descuento trepó 1,7 por ciento y el Par amplió la ganancia a 3,8, mientras que el cupón PIB recuperó 1,4. Las series de renta fija movilizaron negocios por 1116 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

El mayor ingreso de dólares, por la cosecha gruesa, hace prever una baja de las tasas de interés.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.