EL PAíS › EN EL RADICALISMO DESCARTAN POR AHORA SEDUCIRLO PARA QUE VUELVA AL PARTIDO

Cobos no consigue pasaje de retorno

Los radicales les abrirían las puertas a quienes se fueron con los kirchneristas y quieran regresar. El vicepresidente dijo que “sería un anhelo” volver a la UCR, pero en esa fuerza su reincorporación no genera mayor entusiasmo.

 Por Santiago Rodríguez

Julio Cobos no está por ahora en la lista de los que dejaron el radicalismo y serían bienvenidos por sus correligionarios en caso de que quisieran regresar. Sin juego con el kirchnerismo a partir de su voto en contra del Gobierno en el Senado, el mismo mendocino alentó esa posibilidad, al señalar que “sería un anhelo” volver a la UCR. La discusión de reabrirles las puertas a quienes emigraron a otros espacios políticos empieza a cobrar fuerza entre los radicales y todo indica que será saldada en la convención partidaria que se realizará en septiembre. La idea que prima es seducir a los K que quieran abandonar el barco oficialista, pero en el caso particular de Cobos son pocos los que se entusiasman con repatriarlo.

Las especulaciones sobre un eventual retorno de Cobos al radicalismo comenzaron el jueves pasado a la madrugada, cuando el mendocino se alineó con la oposición y los ruralistas y firmó el certificado de defunción de las retenciones móviles. Ese mismo día el jefe del bloque de senadores de la UCR, Ernesto Sanz, dijo que el vicepresidente se había manejado “con ideas radicales” y las conjeturas se multiplicaron cuando el mismo Cobos manifestó sus deseos de retornar al partido. Ayer el vicepresidente volvió sobre el asunto y habló de la posibilidad de que las autoridades partidarias revean su expulsión.

“En el Comité Nacional no hay ninguna hipótesis de trabajo para recuperar a Cobos porque no hay motivo. Nos traicionó a nosotros primero, ahora traicionó a Cristina. ¿Para qué vamos a querer que vuelva?”, aseguraron a PáginaI12 desde la cúpula de la UCR.

La mesa de conducción del radicalismo se reunió el mismo jueves a la tarde en la sede de Alsina y Entre Ríos. En ese encuentro se analizó lo que había ocurrido horas antes en el Senado y el nuevo cuadro político. En forma casi natural todos terminaron haciendo alguna referencia a Cobos, pero ninguno de los presentes pidió reincorporarlo. Entre otros estaban el titular del partido, Gerardo Morales; el vicepresidente, Jorge Agúndez; Ricardo Gil Lavedra, Carlos Mas Vélez y Jorge Astone.

“Cobos, vos resistí adentro, que nosotros resistimos al kirchnerismo desde afuera”, ironizó ayer Morales desde Jujuy. El presidente de la UCR se alinea entre la mayoría que rechaza la vuelta de Cobos, una posibilidad a la cual también se refirió Sanz en diálogo con este diario: “Si pretende seguir siendo aliado del Gobierno no puede retornar al radicalismo. Para construir una alternativa hay que estar afuera y a mí no se me ocurre pedirle la renuncia a Cobos para que vuelva a la UCR, porque es más importante tener un vicepresidente que un radical más”. El jefe de la bancada radical en el Senado se mostró más predispuesto a abrirles los brazos a “los muchachos que han estado en este tiempo en el radicalismo K”, para quienes –señaló– “la UCR debe ser un paraguas protector”.

Federico Storani también fue cauteloso en el caso particular de Cobos, de quien remarcó que “después de las reuniones a las que convocó hubiese sido el colmo que votara por la ratificación de las retenciones”. El dirigente bonaerense es de los que piensa que hay que debatir “hasta qué punto se puede hacer una apertura que fortalezca el partido” y adelantó que su sector va a “plantear en la Convención Nacional de septiembre la discusión sobre la conveniencia o no de levantar las sanciones” que pesan sobre varios radicales.

A diferencia de Leopoldo Moreau –quien dijo que la actuación de Cobos, Pablo Verani y Emilio Rached en el Senado amerita que se disponga una amplia amnistía–, Storani recordó que Cobos fue expulsado por no acatar las decisiones del partido y advirtió: “La reapertura hay que hacerla con límites; hay que establecer parámetros de conducta e ideológicos”.


Concertación por los aires

El diputado por el Frente para la Victoria Edgardo Depetri evaluó que luego de la votación por las retenciones móviles en el Congreso, en la que el vicepresidente Julio Cobos y otros radicales K como el senador santiagueño Emilio Rached votaron en contra del proyecto oficial, “la Concertación Plural estalló por los aires”. La Concertación Plural fue la agrupación que formaron los radicales K para integrarse al kirchnerista Frente para la Victoria en las elecciones de octubre. Incluso, los integrantes de la Concertación junto con otros partidos aliados de centroizquierda mantuvieron un encuentro con Néstor Kirchner en los albores del conflicto con las entidades agropecuarias, en el que Cobos se mostró alineado con la posición oficial. Luego se distanció cuando distribuyó la carta abierta en la que pedía más diálogo y la intervención del Congreso. Del vicepresidente, Depetri consideró que “optó por debilitar al Gobierno y ya está”. También habló de los legisladores que votaron en contra pero desde el oficialismo. “Hay algunos peronistas que optaron por irse a la derecha como Felipe Solá y tendrán que pensar si conforman una alianza de centroderecha con Mauricio Macri.”

Compartir: 

Twitter
 

Los senadores Gerardo Morales y Ernesto Sanz no cuentan con repatriar a Cobos a la UCR.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.