EL PAíS › DEL PRO AL MST, SATISFACCIóN POR LA DEROGACIóN DE LA 125

La oposición considera que se anotó otro poroto

 Por Werner Pertot

Cristina Kirchner recibió felicitaciones (pero sin exagerar) por parte de los opositores luego de que lograran la ansiada derogación de la resolución 125. También le dieron nuevos consejos de cómo resolver la crisis. Tras el festejo por el resultado en el Senado, vivieron la decisión de ayer como un nuevo triunfo opositor. La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, sostuvo que “es muy buena la reacción de la Presidenta y permite resolver el conflicto”, mientras que Mauricio Macri la consideró “positiva” y le reclamó que se siente a negociar con los ruralistas. De derecha a izquierda, volverán a presentar iniciativas en el Congreso.

“Esta decisión abre la puerta a que desde la próxima semana se pueda empezar a tratar la agenda postergada, que es la inflación, la situación energética y la problemática de los jubilados”, sostuvo Carrió, luego de participar del jolgorio rentista en Palermo Soha. Sus diputados insistirán la semana próxima con proyectos de la CC sobre estos tres temas y pedirán que se retome el cuarto intermedio con las leyes de arrendamiento y de emergencia agropecuaria que –aseguran los lilitos– corren el riesgo de ser cajoneadas por el oficialismo.

En tanto, el líder de PRO se quejó por “los más de 120 días de conflicto que nos trajo solamente pérdidas a todos los argentinos”. “Lo único rescatable fue que el Congreso recuperó la institucionalidad que había perdido y que hubo legisladores del oficialismo que aplicaron el sentido común”, afirmó el Jefe. Macri también instruyó a sus diputados para que la semana próxima insistan con la creación de un plan nacional agropecuario, como piden los empresarios del campo. “Es importante que nos demos cuenta de que sin el campo, la Argentina no tiene futuro”, aseguró.

“Está muy bien la derogación. Es lo que corresponde a la decisión del Senado”, destacó el titular del radicalismo, Gerardo Morales. Enseguida, agregó que espera “que la Presidenta les hable a los argentinos y como jefa del Estado y no desde el resentimiento. Sólo escuchamos palabras de rencor en boca de la primera mandataria”. E insistió en que convoque a los ruralistas y a los partidos opositores a dialogar. En tanto, la dirigente de la CC Margarita Stolbizer aseguró que “la crisis política se supera con un cambio de rumbo, la salida de los funcionarios más vinculados con el fracaso y una apertura al diálogo abierto”.

“Es un avance y una muy buena señal que el Gobierno haya derogado rápidamente la resolución, ya que muestra un reconocimiento claro a lo que legítimamente resolvió el Congreso y contribuye muchísimo a la pacificación política del país”, elogió el socialista Roy Cortina, quien recordó la propuesta del gobernador Hermes Binner de llamar a un Consejo Nacional Agropecuario ampliado. En tanto, el líder de Recrear Esteban Bullrich observó, no sin ironía: “Pareciera que Cristina está abriendo los ojos para enfrentar la realidad”. También afirmó que “murieron las formas nestorianas de hacer política” y le pidió a la Presidenta que saque del medio las “patotas delíacas”.

“Era un momento hermoso para hacer una autocrítica. Pero siempre le echan la culpa a alguien en vez de hacerse cargo”, cuestionó el ex intendente cordobés Luis Juez. “Los argumentos de la derogación me dan vergüenza. No fue la presión a los legisladores sino la falta de consenso la que hizo fracasar la ley”, estimó. El jefe del bloque del SI, Eduardo Macaluse, señaló que la derogación “es una muestra de sensatez: se empieza a leer el conflicto de otra forma y eso puede ayudar a solucionarlo”. “Ahora la oposición debe ayudar a que este conflicto se resuelva escuchando a los pequeños y medianos productores, porque sólo con la vuelta al 11 de marzo la situación no queda resuelta para ellos”, planteó.

Tras su celebración con los ruralistas en Palermo Campo, la dirigente del MST Vilma Ripoll consideró que “la derogación confirma que la movilización derrotó la 125, la soberbia y la mentira del Gobierno”. “El repudio de millones en todo el país contra el gobierno de los Kirchner hizo caer un proyecto que liquidaba a los chacareros y a pueblos enteros”, sostuvo Ripoll, quien también subrayó que “hay que lograr un nuevo proyecto con retenciones diferenciadas, para que los pequeños productores paguen menos y sí paguen mucho más los pools de siembra y las exportadoras”. Pero no parece que Luciano Miguens esté muy de acuerdo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La oposición considera que se anotó otro poroto
    Por Werner Pertot
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.