EL PAíS › POR LA MAñANA HABíAN AMENAZADO CON HACERSE SENTIR SI NO SE ACATABA LA DECISIóN DEL SENADO

El día esperado para los empresarios del agro

Los dirigentes del agro se mostraron satisfechos luego de que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, anunciara la derogación de la Resolución 125. El presidente de Federación Agraria fue quien planteó los mayores reparos.

Los dirigentes del agro se mostraron satisfechos luego de que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, anunciara la derogación de la Resolución 125. “Este es el fin del conflicto. Es momento de recuperar el tiempo perdido y volver a producir”, aseguró Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural, quien por la mañana había dicho que si en un tiempo “razonable” el Gobierno no avalaba la decisión del Senado la reacción de “el campo” se haría sentir. Eduardo Buzzi, titular de Federación Agraria, también consideró positiva la derogación, pero inmediatamente volvió a cargar sobre el oficialismo al decir que ahora se debe impulsar una segmentación de las retenciones para que los pequeños y medianos productores paguen una alícuota menor a la que venían afrontando antes del 10 de marzo. “Con esto no es suficiente”, sostuvo.

Mario Llambías, titular de Confederaciones Rurales, también se mostró conforme, aunque estuvo muy cauteloso, porque dijo que prefería esperar a ver las resoluciones reglamentarias, que se conocieron recién a última hora de ayer. Llambías se encargó además de remarcar que la marcha atrás del Gobierno no tendrá un impacto fiscal. Para justificar su posición se valió de una denuncia formulada por el diputado Claudio Lozano, quien había dicho que las exportadoras no estaban pagando la nueva retención. Por lo tanto, afirmó Llambías, “las retenciones que está cobrando el Estado son las mismas que ahora dicen van a poner”. Otro que se manifestó satisfecho fue Hugo Biolcati, vice de la Rural: “Indudablemente, la situación de conflicto se termina, pero las causas profundas subsisten en la medida que no aprovechemos este momento para solucionarlas”.

Federación Agraria, en cambio, insistió con que se mejore la situación de los más pequeños, lo cual resulta paradójico porque durante los últimos días estuvo presionando para que se rechace el proyecto oficial, el cual contemplaba, por ejemplo, reducir al 30 por ciento la retención de los que producen hasta 300 toneladas a través de reintegros. Esos productores ahora deberán pagar 35 por ciento y Bu-zzi se queja, pese a haber sido uno de los más tenaces opositores de la iniciativa oficial. “Es necesario que se implementen mecanismos de reintegros y compensaciones para los producen hasta 3000 toneladas”, afirmó ayer.

Cuando le preguntaron si no le estaba corriendo el arco al Gobierno, el titular de Federación Agraria dijo que su reclamo no era nuevo, pues es lo que había estado pidiendo desde que comenzó el conflicto para evitar que los pools de siembra sigan avanzando sobre los productores. Sin embargo, sus propias declaraciones lo desmienten. El domingo 16 de marzo, apenas comenzó el conflicto, PáginaI12 le preguntó si los pequeños y medianos productores estaban ganando o perdiendo dinero y Buzzi respondió lo siguiente: “Estábamos ganando plata con el esquema hasta el martes pasado (día en que entró en vigencia la 125). Ahora que subieron las retenciones, nos retrotrajeron a situaciones similares a las vividas en la década del ’90: nos subieron los costos y nos bajaron los ingresos”, afirmó. Lo que hizo el Gobierno ayer fue volver la situación al 10 de marzo, pero con precios internacionales mucho más altos. Por lo tanto, no tendrían que tener inconvenientes, salvo que se compare con el 30 por ciento de retención que estaba por ser aprobado para los pequeños. A Buzzi le recordaron también que De Angeli era uno de los que decía que la solución era la derogación de la 125. Entonces, el dirigente se distanció de De Angeli al decir que ésa es una de las diferencias que tienen.

Con esa posición Buzzi también tomó distancia del resto de las entidades, donde ayer predominaba la satisfacción por lo conseguido. En la próxima reunión de la comisión de enlace es probable que todos coincidan en el pedido de incentivos adicionales a los más chicos, pero lo cierto es que ningún dirigente de Sociedad Rural y Confederaciones Rurales está dispuesto a retomar el conflicto sólo por ese reclamo. Lo que exigen es que el Gobierno los reciba para comenzar a consensuar una nueva política agropecuaria y eventualmente discutir un nuevo proyecto de retenciones, pero sólo si el oficialismo insiste con el tema.

Compartir: 

Twitter
 

“Este es el fin del conflicto. Es momento de recuperar el tiempo perdido y volver a producir”, aseguró Luciano Miguens.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.