EL PAíS › REPASO A LOS TEMAS COMERCIALES BILATERALES

Con el pan y el vino sobre la mesa

La discusión bilateral entre Argentina y Brasil se bajó de los autos para sentarse a la mesa de los alimentos. Casi bíblica, la reunión entre el secretario de Industria argentino, Fernando Fraguío, y su par brasileño, Iván Ramalho, se focalizó en los precios y en el abastecimiento del trigo y del vino. El gobierno argentino estimó que podría incrementarse en 500.000 toneladas de granos el cupo exportable al país vecino. El fantasma de China también sobrevoló el encuentro.

Los funcionarios se dieron cita bien temprano en la cartera industrial para el relevamiento periódico de la relación comercial. Este encuentro tuvo el aditamento especial de ser precedido por la visita del presidente Lula da Silva al país, junto a un grupo de 300 empresarios brasileños. Tanto Fraguío como Ramalho alertaron que los acuerdos se dan “entre privados” y que “así seguirá siendo”. No obstante, la reunión sirvió para destrabar cuestiones que el libre mercado no logra superar.

Con el nuevo régimen automotor cerrado por los próximos cinco años, las demandas vinieron del lado brasileño y las concesiones fueron locales. El vino acaparó buena parte del encuentro, debido a que los empresarios solicitaron un incremento de la caja de exportación hasta los ocho dólares, dejando de lado un acuerdo previo alcanzado entre privados. Los productores brasileños justifican que les “resulta dificultoso competir con vinos de buena calidad, a valores tan bajos”. La idea es impulsar un nuevo acuerdo para que los valores por caja sean superiores. Por lo pronto, se pactó impulsar la “complementación de las dos industrias con mayor apoyo técnico de productores argentinos con los brasileños, y viceversa”, explicó Fraguío.

Respecto de las ventas de trigo a Brasil, acordaron que a las 902.000 toneladas actualmente liberadas para la exportación, “se les sumarán otras 500.000 en nuevos cupos que se irán abriendo con el remanente que calculan los productores”, según informó a PáginaI12 una alta fuente de la secretaría. Ramalho reconoció que el tema es “algo muy importante para Brasil, que es un gran consumidor”. “Esperamos que una vez que se haya regularizado la situación en la Argentina y a medida que sea abastecido el mercado doméstico, los brasileños mantengan el interés comprador”, agregó el funcionario.

En referencia al sector automotor, se avanzó en el compromiso de que las respectivas aduanas faciliten el tránsito de mercadería por vía terrestre. En septiembre tendrá lugar la primera reunión trimestral del comité de monitoreo del sector, en Brasilia. Finalmente, ambos representantes intercambiaron información sobre el comercio con China. Trabajarán en conjunto para identificar los problemas que surjan y seguir el desarrollo de la importación de productos en sectores sensibles, como calzado y textiles.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.