EL PAíS › LA PRESIDENTA SE REUNIO CON CINCO GOBERNADORES Y DECLARO LA EMERGENCIA AGROPECUARIA

La sequía aplacó el fuego con Córdoba

El gobernador Juan Schiaretti dijo que era hora de “dar una vuelta de página”. Fue después de una reunión en la que la Presidenta anunció medidas que benefician a los ruralistas afectados por la sequía en cinco provincias.

 Por Daniel Miguez

Era la primera vez que el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, veía a la Presidenta después del enfrentamiento por el conflicto de las cámaras agropecuarias con el Gobierno. Ayer estuvo junto a otros cuatro gobernadores de provincias afectadas por la sequía e invitó a Cristina Fernández de Kirchner a visitar su provincia para el 2 de septiembre. “Es hora de dar una vuelta de página a los enfrentamientos y encauzar una relación madura”, señaló luego.

La reunión se enmarcó en una de las decisiones que tomó la Presidenta después de la crisis del lo-ckout: tener un mayor vínculo y darle más participación a los distintos estamentos institucionales relacionados con cada tema en discusión. En esa línea es que comenzó a propiciar la intervención del Congreso en temas centrales. Ayer convocó a los mandatarios provinciales y declaró la emergencia agropecuaria, en el marco de una batería de medidas que benefician a distintos sectores ruralistas.

En el encuentro, que duró una hora y diez y se desarrolló en el despacho de la Presidenta, estuvieron los gobernadores oficialistas Daniel Scioli (Buenos Aires), Jorge Capitanich (Chaco) y Oscar Jorge (La Pampa); Juan Schiaretti (Córdoba) –que había empezado a recomponer su relación con el gobierno con una reunión con el ministro de Interior– y el socialista Hermes Binner (Santa Fe). A la Presidenta la acompañaron el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el ministro de Economía, Carlos Fernández; el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y el titular del Oncca, Ricardo Echegaray.

“Fue una reunión muy, muy, muy positiva”, le dijo enfáticamente a PáginaI12 el jefe de Gabinete. Para Massa, la importancia de la reunión radica en que es una muestra de “la consolidación de la política agropecuaria del Gobierno”. Y explicó que la declaración de emergencia “significa una transferencia de fondos y beneficios impositivos para los productores afectados”.

Según las fuentes consultadas por este diario, la reunión fue de un tono “cordial” o “amistosa”. También dijeron que el diálogo de los gobernadores con la Presidenta estuvo estrictamente ceñido al tema convocante y que los gobernadores intervinieron poco. Por caso, Binner, que en dos ocasiones le pidió a Cheppi precisiones técnicas sobre las medidas, o Schiaretti, que cuando el encuentro terminaba aprovechó para invitar a la Presidenta a visitar Córdoba. La visita se realizaría el 2 de setiembre, en el marco del Día de la Industria y sería para inaugurar “la escuela industrial más grande del interior hecha con fondos de la Nación” en La Calera. Schiaretti aseguró que la Presidenta aceptó.

El gobernador cordobés dijo que no hablaron del tema del déficit de la Caja de Jubilaciones de su provincia, otro tema que lo enfrentó con el gobierno nacional, pero adelantó que ayer técnicos de su gobierno y de la Anses tuvieron una reunión “muy positiva” en ese sentido.

Entre los efectos de declarar la emergencia agropecuaria está la distribución de 25 millones de pesos de la Secretaría Agricultura para paliar la situación (6 millones para Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, 5 millones para La Pampa, y 2 millones para Chaco), exención del pago del impuesto a las Ganancias para los productores afectados y prórrogas en los vencimientos de otros tributos y en el pago de deudas al Banco Nación.

Estas medidas se suman a otras tomadas durante la jornada y que fueron anunciadas por la Presidenta a los cinco gobernadores, como un acuerdo con la empresa Profertil para llevar a casi a la mitad el precio de fertilizantes, la liberación para la exportación de 1,4 millones de toneladas de trigo, la habilitación para volver a exportar quesos y el anticipo de 20 mil toneladas de exportación de los cortes llamados Cuota Hilton.

Varios de esos anuncios fueron comunicados por Massa, Cheppi y Echegaray en una conferencia de prensa posterior al encuentro.

Por su parte, Binner –el otro gobernador entre los presentes que se había opuesto a las retenciones móviles– dijo que no se habló de otros temas que no fueran medidas vinculadas con la sequía y a la producción agroalimentaria y en ese contexto marcó su “satisfacción”, en especial por el envió de fondos para mitigar los daños más inmediatos del desastre.

Sólo en Santa Fe ya se perdieron por la sequía más de 200.000 cabezas de ganado y se estima que una cantidad similar murieron entre Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Chaco.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Juan Schiaretti y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, ayer.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.