EL PAíS › GREMIOS AERONAUTICOS, CGT Y CTA, EN DEFENSA DE AEROLINEAS, REPUDIARON EL PROYECTO DE LA UCR

“Que no vuelen más por Aerolíneas”

En la calle, frente al Congreso, una multitud convocada por los gremios “bancó” el proyecto oficial. Fuerte condena a la propuesta de quiebra de Aerolíneas. Gerardo Morales, de la UCR, blanco de las mayores críticas.

 Por Sebastian Abrevaya

Como cuando se trató la ley de retenciones móviles, las afueras del Congreso se convirtieron ayer en una tribuna a favor del proyecto del oficialismo. Desde las 15, los gremios aeronáuticos, la CGT y la CTA comenzaron a manifestarse en apoyo de la reestatización de Aerolíneas Argentinas y Austral. Defendieron la iniciativa modificada por el bloque kirchnerista y criticaron duramente las posiciones de la UCR, la Coalición Cívica y el PRO. “Sin ninguna duda, el Congreso votará para que Aerolíneas Argentinas vuelva al pueblo de la patria”, aseguró el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, al comenzar su discurso. Previamente, representantes de los distintos sindicatos aeronáuticos repudiaron puntualmente el proyecto del presidente de la UCR, Gerardo Morales, que impulsaba la apertura de los cielos y la exposición en la Cámara baja de la diputada Nora Guinzburg (PRO), quien responsabilizó a los gremios por la deuda del grupo español Marsans.

Poco antes de que comenzara el acto, la avenida Entre Ríos, entre las calles Rivadavia e Hipólito Yrigoyen, parecía partida en dos. Sobre la derecha, bajo las banderas blancas y azules de la CTA y de los gremios aeronáuticos, se manifestaban azafatas con sus uniformes, pilotos, técnicos y docentes de la provincia de Buenos Aires. A la izquierda, en cambio, esperaba una ruidosa columna detrás de una bandera con las caras dibujadas de Juan Perón, Eva Duarte y, en el medio, Hugo Moyano. De verde y blanco, los camioneros aguardaban en una esquina la llegada de Pablo Moyano, el secretario general del gremio. Acompañado por el diputado Héctor Recalde, Moyano hijo encabezó el desembarco de la CGT justo enfrente del Congreso. “El grupo español hizo un desastre y hoy (por ayer), si Dios quiere, vamos a empezar a recuperar de a poco nuestra aerolínea, fundamentalmente con los trabajadores”, anticipó.

Entre los dirigentes aeronáuticos y sindicales, así como entre los manifestantes, había un clima de tranquilidad y hasta de alegría por la confianza en el resultado positivo de la votación. “Olé, olé, olé / Olé olé olé olá, cada día te quiero más / Oh, Aerolíneas / Es un sentimiento / No puedo parar”, cantaron acompañados por los bombos. El titular de la CTA, Hugo Yasky, afirmó que estatizar Aerolíneas “es garantizar una línea de bandera que permitirá integrar a todo el país y que además se constituya en un instrumento de una política aerocomercial en favor del bienestar de 40 millones de argentinos”.

Los movimientos sociales Libres del Sur, Barrios de Pie y el Frente Transversal tuvieron una participación casi simbólica, mucho menor a la convocatoria que realizaron para defender las retenciones móviles. El MIJD, de Raúl Castells, también participó, aunque con una presencia mínima.

Después de tres horas se armó un escenario en el acoplado de un camión donde comenzó el acto y se anunció la presencia de Hugo Moyano y de Omar Viviani, el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). “A estos señores españoles que nos arrebataron Aerolíneas Argentinas, que la fundieron y que todavía tienen la pretención de cobrar algo, deberíamos recordarles que cuando España sale de la Guerra Civil fue el gobierno del general Perón el que les mandó los barcos llenos de carne y de trigo para que el pueblo no se muera de hambre. Y así nos pagan”, lanzó Moyano, quien pidió que el grupo Marsans “entregue de una vez por todas” la compañía y se vaya “sin cobrarles un solo peso a los argentinos”.

Antes del discurso del líder de la CGT hablaron Viviani, Jorge Pérez Tamayo por parte de los Pilotos de Líneas Aéreas (APLA); Ricardo Frescia, de los Aeronavegantes (AAA) y Edgardo Llano, del Personal Aeronáutico (APA). “Hay muchos senadores y diputados que se dan el lujo de presentar proyectos diferentes al enviado por el Ejecutivo que lo único que buscan es llevar a Aerolíneas a la quiebra”, denunció Pérez Tamayo.

Frescia, en cambio, apuntó directamente contra el proyecto del senador jujeño Morales, al que calificó de “un panfleto de apenas dos hojas que sólo propicia una política de cielos abiertos, entregar los cielos de la Argentina”. En ese momento, los manifestantes comenzaron a chiflar e insultar al dirigente radical. “No hay que dejarlos volar nunca más por Aerolíneas Argentinas”, sugirió uno de los oradores, con una gran aceptación por parte del público. Alguno llegó a preguntarse cuántas empresas, además de Aerolíneas, tienen vuelos Buenos Aires-Jujuy.

Durante el acto, Llano expresó su agradecimiento al Gobierno, al señalar que “hubiera sido más fácil dejar caer la línea de bandera en estos difíciles momentos que atraviesa”.

Detrás del improvisado escenario, ya se daba por descontada la victoria en Diputados y se empezó a discutir sobre la situación en la Cámara alta. El senador kirchnerista Eric Calcagno conversaba con representantes de los gremios aeronáuticos sobre la necesidad de que participen más del debate público. “Necesitamos una opinión autorizada como la de ustedes”, les dijo. La clave, sostuvo, es que el Congreso –junto al Tribunal de Tasación– deberá establecer el valor de la compañía.

Compartir: 

Twitter
 

Azafatas, pilotos, personal de tierra y las dos centrales sindicales, en ruidosa manifestación.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.