ECONOMíA › EL SECRETARIO DE AGRICULTURA SE REUNIO AYER CON LOS REPRESENTANTES DE LA CADENA LACTEA

Un encuentro con buena leche

No hubo definición sobre el aumento de precios que piden los productores, pero Carlos Cheppi les prometió que las autorizaciones para exportar no volverán a sufrir demoras. La interna con Guillermo Moreno.

 Por Fernando Krakowiak

El secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, se reunió ayer con los representantes de la cadena láctea. No hubo definiciones sobre el aumento de precios que piden los productores ni sobre la posibilidad de elevar el valor de corte para la tonelada de leche en polvo exportada, lo que en los hechos significaría una reducción de las retenciones que paga la industria. Igual los empresarios se fueron conformes porque Cheppi les prometió que las autorizaciones para exportar no volverán a sufrir demoras imprevistas, como ocurrió recientemente con los quesos duros, dando a entender que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dejará de tener injerencia en el área.

Hace pocos días, Cheppi tuvo su primer enfrentamiento con Moreno debido al freno que éste le aplicó a las exportaciones de quesos duros. El problema surgió porque el secretario de Comercio le había prometido a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que el acuerdo lácteo firmado el pasado 2 de julio iba a resultar neutro para el Estado en términos económicos. Eso implicaba que lo recaudado a través de las retenciones a la leche en polvo alcanzaría para afrontar las compensaciones a industrias y tambos. Sin embargo, las primeras proyecciones realizadas apenas el acuerdo entró en vigencia indicaron que la diferencia sería de entre 400 y 600 millones de pesos anuales en perjuicio del Estado.

Cuando Moreno se dio cuenta de su error intentó repararlo elevando las retenciones de algunos lácteos. De hecho, redactó un proyecto de resolución que preveía aplicarle un precio de corte, similar al vigente para la leche en polvo, a quesos duros, leches maternizadas y otros productos de alta concentración proteica que empezarían a pagar entre 40 y 50 por ciento de retención, en lugar del 5 por ciento que abonan actualmente. El Ministerio de Economía frenó la iniciativa argumentando que en esos casos la suba de la alícuota no garantiza necesariamente más recursos porque esos productos perderían competitividad, afectándose la producción y las ventas. El efecto sería doblemente negativo porque son bienes de alto valor agregado.

La respuesta de Moreno no se hizo esperar y a los pocos días optó por una solución ad hoc consistente en demorar la firma de los expedientes necesarios para autorizar la exportación de quesos. El visto bueno del secretario de Comercio es indispensable porque es quien garantiza que se hayan cumplido los acuerdos de precios en el mercado interno. Por lo tanto, las ventas al exterior se frenaron de hecho.

Esta semana, Cheppi informó que las exportaciones de queso se habían normalizado y ayer lo reiteró ante los empresarios, a los cuales también les remarcó que a partir de ahora los acuerdos que firmen con la secretaría serán respetados, señalaron a PáginaI12 fuentes que participaron de la reunión. De este modo, dio a entender que Moreno dejará de tener injerencia en el área. Sin embargo, hasta ahora lo único que hizo el secretario de Comercio fue sacarle el pie de encima a los expedientes que había acumulado. Si mañana decide volver a frenar las exportaciones podría hacerlo, porque el esquema establecido sigue requiriendo de su firma.

“Si hay acuerdo y confianza, las regulaciones que se apliquen serán las menores posibles”, agregó Cheppi en la conferencia de prensa posterior a la reunión, donde también pidió tiempo para analizar los reclamos de mejores precios, los cuales comenzarán a discutirse con el sector el jueves próximo. Los productores afirman que la situación de los tambos es desesperante. Sin embargo, los números muestran lo contrario. El pago actual equivale a 34 centavos de dólar por litro, una cifra superior a los 21 centavos que recibían en el mejor momento de la década del 90. Si cierran sus establecimientos no es porque pierdan plata sino porque prefieren ganar aún más sembrando soja.

Compartir: 

Twitter
 

Cheppi ofreció una improvisada conferencia de prensa al término de la reunión con los ruralistas.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.