EL PAíS › CRUCES Y CHICANAS EN EL RECINTO

“¿Usted de qué se ríe?”

 Por Sebastián Premici

- Mejor clima. No se respiró ese aire tenso que envolvió toda la discusión parlamentaria alrededor de la famosa Resolución 125. De todas maneras, el debate en el recinto sobre la reestatización de Aerolíneas fue duro. Hubo acusaciones de ida y vuelta, chicanas políticas, cruces entre legisladores y versiones –que circularon por los pasillos– de más cambios al proyecto del oficialismo. En más de doce horas de debate, los legisladores de la oposición recargaron sus cuestionamientos al proyecto K y pidieron varias veces la renuncia del secretario de Transporte, Ricardo Jaime, mientras que los aliados del oficialismo, como el bloque del SI y Claudio Lozano, explicaron el porqué de su apoyo a este proyecto. Por su parte, la oposición ya empezó a elaborar argumentos para el segundo round, o el plan B, como lo llaman algunos.

- Chicanas para empezar. La sesión comenzó con un par de chicanas en boca de Beatriz Daher, presidenta de la Comisión de Transporte, encargada de abrir el debate y explicar el proyecto de la mayoría. Mientras la legisladora daba los pormenores del proyecto y resumía el derrotero que vivió Aerolíneas Argentinas desde su privatización hasta su actual estado deficitario (“con una deuda exigible de 240 millones de dólares de un total de 900 millones”), el diputado Miguel Angel Giubergia (UCR), sonreía.

“¿De qué se ríe? –le preguntó Daher–. Quizá su sonrisa significa que acompañará nuestro proyecto”, se autorrespondió la legisladora. Y agregó: “Recién recibí su dictamen (el de la oposición). Hay que ver si es viable su propuesta, sobre todo porque es necesario saber cuánto dinero implica la creación de una nueva empresa. Recién a las tres de la tarde (la sesión comenzó a las 12.30) nos alcanzarán la fotocopia de su dictamen, que entró tarde.”

- Solá, alejado. Cuando Daher estaba promediando su introducción, entró en el recinto Felipe Solá. Su banca está ubicada cerca de la de Carlos Kunkel. En esta oportunidad prefirió sentarse lejos de él, quizá por precaución o por el mal recuerdo que le trajo aquel “traidor” que le gritó Kunkel cuando el bonaerense anunció durante la maratónica sesión por las retenciones móviles su voto negativo a la Resolución 125.

- Críticas a Jaime en griego. Los cuestionamientos al secretario de Transporte, Ricardo Jaime, estuvieron en boca de la mayoría de los diputados de la oposición, e incluso de aliados del oficialismo, como Ariel Basteiro (Encuentro Popular y Social) y Carlos Raimundi (SI). Sin embargo, el más claro en sus cuestionamientos fue Esteban Bullrich (PRO). “Perdimos millones de dólares en un cúmulo de idioteces. Idioteces, señora presidenta (le hablaba a Patricia Vaca Narvaja, que presidía la sesión), en el sentido griego de no darles importancia a los asuntos públicos. Hay que soltarle la mano al secretario Jaime, para terminar con su cúmulo de idioteces”, explicó Bullrich. Otro legislador que se inspiró en la cultura griega para alzar su voz contra el secretario fue el radical Alejandro Nieva. “Jaime nos trajo un presente griego, que es esta cajita de Pandora que contiene el proyecto de Aerolíneas. Seguramente Jaime se olvidó de decirle al jefe de campaña de la Presidenta sobre el estado de la compañía. Si no, no se entiende cómo dejaron que Marsans aportara 300 mil pesos para la campaña”, manifestó Nieva.

- We’ll be back. El Salón de los Pasos Perdidos no estuvo repleto de cámaras, ni de legisladores con sed de manifestar su posición frente a esta votación. El aire que se respiraba, lejos de ser tenso, anticipaba el triunfo del oficialismo. Así y todo, algunos legisladores empezaron a pensar en el segundo round. “Ya está todo cocinado, van a juntar como 160 votos”, señaló a Página/12 Rubén Lanceta, no con un dejo de decepción, más bien todo lo contrario. “El tema va a volver. La vicepresidenta de España ya dijo que el conflicto de Aerolíneas está enmarcado en el tratado bilateral de negocios. Al plantear la unilateralidad en el proyecto de ley, es posible que Marsans inicie acciones judiciales contra la Argentina. Además, el tema volverá al recinto cuando estén transparentados la deuda y el precio de la compañía”, aseveró el radical a este diario, con una leve sonrisa.

- El Ciadi y un plan B. Dentro del oficialismo saben que Marsans podría recurrir al tribunal arbitral del Banco Mundial –el Ciadi– para reclamar por el incumplimiento del acta-acuerdo. Este punto fue reconocido por la propia Daher al finalizar anteayer el plenario de las comisiones de Transporte y Presupuesto. Incluso, durante la sesión de ayer, el diputado Luis Cigogna (FpV) estuvo analizando la redacción de una cláusula, para incluir dentro del proyecto de ley, que sirviera para fijar posición sobre las posibles acciones judiciales del grupo Marsans, con la idea de que sólo puedan recurrirse a tribunales argentinos. Idea que no prosperó en la noche de ayer. Sin embargo, para Alejandro Rossi (FpV), en principio, Marsans no tendría argumentos para recurrir al Ciadi. “Simplemente podría no aceptar la venta de la empresa”, graficó el legislador. En ese caso, el oficialismo podría recurrir a una expropiación, algo que es compartido por la cobista Laura Montero, que imagina ese escenario para la segunda etapa del proceso de reestatización de Aerolíneas. “Habrá que prepararse para un plan B, posiblemente una expropiación”, afirmó Montero a este diario.

Por su parte, Miguel Bonasso (Diálogo por Buenos Aires) adelantó a Página/12 que presentará un proyecto de ley para derogar los tratados de bilateralidad, que actualmente serían 60, como un paso para reforzar la presencia del Estado a cargo de los servicios públicos. “Los tratados bilaterales de inversión son perjudiciales para el país, siempre terminan favoreciendo a los inversores y no a los países”, señaló.

“En otra negociación con el oficialismo, buscaremos declarar nula la ley de tratados de protección de inversiones y nulo el ingreso de Argentina en el Ciadi”, agregó a este diario Eduardo Macaluse (SI), que también insistirá en la propuesta de su bloque para que el Estado se presente en las diferentes causas judiciales que puedan abrirse contra Marsans, en el país o el extranjero.

Estas reflexiones alrededor del Ciadi tienen sentido, ya que fue uno de los argumentos que circularon ayer por los pasillos del Congreso, como una de las estrategias que podría llevar adelante Marsans para litigar contra el gobierno argentino.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.