EL PAIS › DECLARARON DOS JEFES DE LA ARMADA POR ESPIONAJE ILEGAL

“Hay órdenes o planes”

El jefe de la Base Almirante Zar señaló que no se espía sin órdenes superiores. También declaró el segundo de la Armada, que repitió los argumentos que había dado Godoy.

 Por Werner Pertot

La procesión de marinos siguió por los tribunales de Rawson, donde se investiga el espionaje ilegal en la Base Almirante Zar. Esta vez les tocó al segundo de la Armada, Benito Rótolo, y al jefe de esa base, Luis Fajre. Ambos negaron los cargos y repitieron las palabras del jefe de la Armada, Jorge Godoy, quien fue indagado el miércoles pasado. La única diferencia la marcó involuntariamente Fajre cuando le preguntaron si los espías podían actuar sin haber recibido órdenes. Godoy había contestado que sí. El jefe de la base, en cambio, dijo: “No, siempre ejecutan órdenes o planes”.

Godoy está imputado junto con el resto de la cúpula de la Armada por haber firmado el Plan Básico de Inteligencia Naval (PBIN) 2005, en el que introduce los conceptos de “amenazas asimétricas” y de “comunicación institucional”. El primero incluye –según ese documento– el “terrorismo internacional, narcotráfico y cualquier otra cosa que como tal se manifieste” y dio lugar a que se hicieran seguimientos a personas de la comunidad árabe en Puerto Madryn y Bahía Blanca. Por “comunicación institucional” se refiere a las acciones que la Armada pueda considerar que afectan su prestigio. Con esa instrucción, los espías hicieron fichas sobre los organismos de derechos humanos. En la denuncia que presentó el CELS indicó que la organización del sistema de inteligencia naval responde a un doble comando: el Comando de Operaciones Navales reporta a Godoy, mientras que la Dirección de Inteligencia Naval está a cargo de Rótolo.

Rótolo insistió en la versión naïf de Godoy. Dijo que no se ocupaba de los temas de inteligencia, sino de otras cuestiones que para él eran más importantes. También aseguró que nunca vio ni envió ningún tipo de órdenes relacionadas con el espionaje ilegal, pese a que era el jefe directo de la Dirección de Inteligencia, cuyo ex jefe está procesado en la causa junto con otros once marinos. “La única inteligencia que conocía es la que estamos habilitados a hacer”, se desentendió. Además, presentó un escrito que confeccionó su abogado, Manuel Inzua, que pertenece a la ONG Fores, conocida por su defensa de los jueces de la dictadura, entre otras causas nobles. Inzua también defiende a Fajre, quien centró su declaración en afirmar que llegó a comandar la Base Almirante Zar poco antes de que se conociera el caso de espionaje ilegal. “No vi nada, no sé nada, no me preguntaron nunca por esto, ni di ninguna orden”, respondió a las preguntas del fiscal Fernando Gelvez. En la última, surgió una diferencia con sus superiores.

–¿Los espías podían hacer inteligencia por iniciativa propia? –inquirió el fiscal.

–No, siempre actúan con órdenes o planes –contestó.

“No, pero alguien que se desvía... Puede pasar”, había dicho Godoy, ante esa misma pregunta. En ser elusivo ante esto coincidió con Rótolo, ya que ambos son los que firmaron el plan y dan, por lo general, las órdenes.

Compartir: 

Twitter
 

La cúpula de la Armada está imputada en Rawson por ordenar tareas de inteligencia prohibidas por la ley.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.