EL PAIS › HELLER, YASKY Y LABORDE EN UN DEBATE SOBRE LOS DESAFIOS DEL PROGRESISMO

“Construir una fuerza alternativa”

En la Feria del Libro Social y Político discutieron sobre el rumbo del Gobierno. Se quejaron por la falta de mejoras en los indicadores de pobreza pese al alto crecimiento. Y hablaron de la necesidad de crear una alternativa plural.

“Este es un gobierno en disputa, puede retroceder y fortalecer el modelo neoliberal o puede avanzar. Y en vez de quedarnos como espectadores vamos a ver si somos capaces de forzar que las cosas vayan para el lado que queremos que vayan”, dijo el titular del Partido Solidario, Carlos Heller. Fue en un debate sobre “el progresismo ante los desafíos contemporáneos”, en la segunda Feria del Libro Social y Político organizada por el Centro Cultural de la Cooperación (CCC). También estuvieron el secretario general de la CTA Hugo Yasky y Oscar Laborde, funcionario de la Cancillería y dirigente del Frente Transversal.

“Esto no se resuelve por arriba, se trata de tironear y disputar, creemos que nuestro gran desafío es construir una fuerza alternativa, con amplitud y pluralidad, con unidad en la diversidad, un modelo que avance en la distribución del ingreso”, explicó Heller en el auditorio del subsuelo del CCC. Y agregó que “Argentina ha crecido a niveles chinos, y sin embargo no hay derrame, no hay distribución. Hoy hay menos pobres pero todavía hay diez millones de personas que están por debajo de la línea de pobreza, y decimos que el único indicador de pobreza aceptable es cero”.

Había comenzado preguntándose qué es hoy ser progresista. “Recién Hugo (Yasky) hablaba de la marcha del otro día, maravillosa, en apoyo a Evo. Ahora, ¿se puede estar a favor de Evo y en contra de las retenciones? ¿Son compatibles estas posiciones?”, siguió Heller en tono interrogativo. A criterio del cooperativista, “con el tema del campo estuvo en debate cómo distribuir sin apropiarse de la renta extraordinaria. Ese es otro eufemismo, todos hablan de la distribución de la riqueza y nosotros decimos que distribuir es sacarle a unos para darle a otros, no hay otra manera, primero hay que tener qué distribuir. Hay que ir a una reforma impositiva, hay que plantearse por qué la minería y la renta financiera tienen privilegios”.

Heller evaluó que la crisis financiera en Estados Unidos “no es el fin del capitalismo”. Luego amplió el concepto: “El mundo tiene recursos de sobra pero los usa mal, en este caso, para salvar el sistema financiero, sin ningún reparo están usando la plata de plomeros y carpinteros para salvar a especuladores”. Heller advirtió que “no son medidas estatistas, están haciendo la más perversa de las variantes de la política neoliberal que es la socialización de las pérdidas y la privatización de las ganancias. No es cierto que Bush se haya vuelto socialista”, y consiguió aplausos.

A su turno, Laborde confesó que “los que defendemos al Gobierno estamos necesitando argumentos”, y realizó una descripción histórica del progresismo. El funcionario opinó que en los años ’90 se utilizaba el término progresista para significar izquierda, “así como el ateo se decía agnóstico porque sonaba mejor”. Puesto a definir apuntó que, en su visión, progresismo es sinónimo de izquierda democrática, y que el progresismo actual “debe comprometerse más con la izquierda”. En ese momento aclaró que “nuestro gobierno no es progresista, ni pretende serlo, es un gobierno popular”, que a nivel latinoamericano “ningún proceso se parece a otro”, y que “no estamos en un proceso pre-revolucionario sino pos-liberal”.

Para Hugo Yasky “las fuerzas de la derecha están famélicas, anémicas de ideas en lo político y su lugar lo ocupan otras expresiones de los factores de poder, como los grandes medios de comunicación”. El dirigente de los docentes destacó que en las provincias “se ven barbaridades”, a pesar de que sus gobernadores forman parte de este gobierno de “transformación”. Yasky recordó que desde la CTA piden la universalización de la asignación del salario por hijo. “Tenemos que asumir la complejidad de este proceso, en el que hay una enorme cantidad de violación a los derechos sociales, a los derechos humanos, de policía de gatillo fácil, y eso podría poner en duda el carácter progresista de este gobierno, pero no hay que asfaltarle el camino a la derecha, la distribución de la riqueza no se hace por decreto, es una construcción”, manifestó.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Heller, Oscar Laborde y Hugo Yasky en la discusión sobre el progresismo.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.