EL PAíS › OPINIóN

El mundo descubre lo que la Argentina ya sufrió

 Por Daniel Arroyo *

Hace pocos días participé como conferencista en un congreso internacional que se realizó en España sobre economía social, en donde el tema central fue la crisis financiera global y el rescate llevado a cabo por la Reserva Federal de los Estados Unidos. Economistas de mucho renombre trataban de explicarle a la platea que el mercado es imperfecto, que el sector financiero ha buscado maximizar sus ganancias al extremo y que hace falta un nuevo rol regulador del Estado.

Todas cosas que los argentinos ya sabemos, no por ser muy brillantes, sino porque el sistema ya colapsó hace siete años. Pero eso no fue todo: tuvimos que convivir con la idea (promovida por organismos internacionales) de que los países, al igual que las empresas, quiebran y que más que rescatarlos lo que había que hacer era “hacerse” de sus activos.

Los argentinos (gobierno y sociedad) debimos reconstruir de a poco nuestras instituciones con lo que teníamos y pudimos poner en marcha un sistema económico que, con más y con menos, le da mayor poder al Estado y promueve el desarrollo productivo y no simplemente la especulación. Algo de nuestra historia reciente puede servirle al mundo como experiencia. No es para agrandarse ni para suponer que están resueltas las cosas que aún están agarradas con alfileres, pero tampoco tiene sentido andar llorando por los rincones nuestra pena, ya que algo hemos hecho.

Problemas tenemos muchos, especialmente los relacionados con la desigualdad, la inclusión de los jóvenes, la falta de definición sobre qué sectores económicos van a motorizar el crecimiento de los próximos años y algunos esquemas impositivos aún regresivos. Oportunidades también tenemos muchas, en un contexto donde el mundo demanda lo que nosotros producimos: alimentos.

Si lo hacemos bien, no sólo podremos contarle al mundo cómo se sale del quiebre financiero, sino que también podremos contar algo acerca de cómo lograr un crecimiento sostenido y equilibrado. Increíblemente esta vez parece depender de nosotros mismos y de nadie más.

* Ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.